Etiquetas

La inmejorable Guerra de guerrillas del capital monopolista unimundialista ha sido entretejida por los socialdemócratas fabianos. La Sociedad Fabiana nace en 1883, año del deceso de Karl Marx, año del nacimiento de John Maynard Keynes, el reformador capitalista y mejor colaborador secretario de la Economic Royal Society. Los fabianos crearon la London School of Economics y son el eslabón escondido de la cadena que une las teorías utópicas de Robert Owen y demás industrialistas positivistas decimonónicos, con el Partido Laborista del que formaron parte Aldous Huxley y Eric Blair (George Orwell por su nombre de escritor). Así, la socialdemocracia británica toma su nombre del general romano Quintus Fabius Maximus, Cunctator (el que retrasa), estableciendo el método burgés intelectual oculto de manera camaleónica por lo que se pretende su contrario en cuanto a objetivo: no chocar con las fuerzas proletarias sindicalmente organizadas dada la superioridad numérica y de fuerza, engaños y amagues de cambio social que permiten la consolidación en el tiempo de una élite más y más fortalecida en el proceso de expansión colonialista y consolidación de mercado, mientras el Estado y los fabianos hacían, a decir de Lenin, de “colchón amortiguador” en la lucha de clases objetivamente entablada entre opresores y oprimidos, entre usufructadores y usufructos.

La Fabian Society creando la LES prometía un cielo de reformas prusianas a los esclavos de talleres y fábricas que luchaban y morían por la jornada de 8 horas; de la Fabian Society se deriva el “cerebro del mundo” creado en la época de entreguerras 1919-22: RIIA británico, CFR estadounidense. El escritor John Ruskin (influenciado por un místico poco conocido llamado Saint Yves d’ Alveydre) formó cuerpo colegiado en Arnold Toynbee (historiador desmentido por filosofías como la de Oswald Spengler tanto como por los ciclos Kondratieff del economista contemporáneo de Rudolf Hilferding y Rosa Luxemburg), William Morris y los abnegados trabajadores socializantes H.G. Wells, George Bernard Shaw, Bertrand Russell, Virginia Wolff, Sidney Webb y Henry George, entre otros. Los fabianos, como Cunctator, el cónsul Fabio convertido a dictador que venció por vez primera en 217 a.C. a Aníbal el cartaginés (guerras púnicas), son los auténticos e inmejorables guerrilleros de vanguardia -por implementar una compleja y sofisticada tanto como prolongada guerra de desgaste y por tanto de guerrillas- del Kapitalmatrize, asunto por ellos pensado como la importancia de una praxis llamada Realpolitik. Los fabianos como guerrilleros del capital, todos masones y sinarquistas, han atacado y propinado un duro golpe -difícil de revertir- a la población mundial en su conjunto.

 

…y la respuesta sigue siendo la misma que hace 150 años:

                                                              

Anuncios