Una memoria de lo que Grecia significa a occidente está pendiente de confección. Lo que también entra en un pequeño espacio de memoria de unos pocos bytes es la cifra de la deuda externa griega, tan larga e irracional como π para sus habitantes. Pero las cuentas, los balances, los pagos, deudas y beneficios lo son Todo para el mundo financiero judaizado o paneuropeo. Los griegos dieron de su historia pero tendrán que dar ahora de su sangre y de su hambre por no ser fieles a las divinas proporciones no de Fidias sino de Klemens von Metternich, Józef Retinger y otros maestros geómetras de la arquitectura fiduciaria de Maastricht. Grecoirresponsables que no serán consultados en plebiscito sobre los trabajos que perderán y las superfluas mejoras sociales de un Estado Benefactor demolido por la usura y sus problemas de energéticos, que pasarán para no volver, seres helénicos a los que se despoje de los “beneficios” del mundo moderno de la anarcobanquería prostibularia, ellos expresarán su pathos y encenderán el fuego que Prometeo les obsequió para quehaceres industriales, en un furibundo Sintagma. A los acreedores alemanes no les resarcirán con monumentos ni recursos turístico-naturales, los alemanes son deudores de Grecia en el arte, la potencia matemática no comprendida por míopes contadores bancarios y los argumentos semánticos que se apropiaron, borren la deuda como enseña el hinduismo y su emisario Brahmagupta, recalibren las variables a 0 y comiencen nuevamente como nación, randianos estúpidos. Grecia lo tendrá que hacer también sin mejores alternativas que no sean desaparecer en incontables tribus y archipiélagos sociales tan diezmados como aborígenes maoríes neozelandeces.
Los invasores, que no son alienígenas sino anarcocapitalistas, especialistas del timo y traficantes de divisas e influencias, están recolonizando Europa a ojos de todos aunque nadie los ve.

Solo David Vincent será el encargado de despertarlos y convencerlos, David Vincent que trabaja para HSBC y es tan rojo como la competencia.

Lista de oligarcas:  Mario Draghi, hoy presidente del BCE, ayer vicepresidente de Goldman Sachs para Europa entre los años 2002 y 2005. Petros Christodoulos, ex trader de Goldman Sachs, ex presidente del National Bank of Greece, comprador copioso de swaps del banco de inversión estadounidense y en la actualidad director del organismo de gestión de la deuda de Grecia. Lucas Papademos, actual primer ministro griego y que fuera gobernador del Banco Central griego entre 1994 y 2002. Mario Monti, el actual presidente del Consejo Italiano fue consejero internacional de Goldman Sachs desde 2005. El portugués Antonio Borges dirigió hasta hace poco –acaba de renunciar– el Departamento Europa del Fondo Monetario Internacional y hasta 2008 fue vicepresidente de Goldman Sachs. El fenecido Karel Van Miert –Bélgica– fue comisario europeo de la Competencia y también un cuadro de Goldman Sachs. El alemán Ottmar Issing fue sucesivamente presidente de la Bundesbank, consejero internacional del banco de negocios norteamericano y miembro del Consejo de Administración del Banco Central Europeo. Jim O’Neill es otro hombre de la enredadera: presidente de Goldman Sachs Asset Management, apodado El Gurú de Goldman Sachs, es el inventor del concepto de Brics, el grupo de países emergentes compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (otra mentira imperialista sobre vías de desarrollo). Peter Sutherland, ex presidente de Goldman Sachs Internacional, miembro de la sección Europa de la Comisión Trilateral, a la que también pertenece Papademos.

Nombre y apellido de los espías y agentes de la Orden de su Majestad la finanza usurera internacional.

Algo nos dice que el monetarismo es solo Deuda imposible de saldar. Nada por nada y a cambio de nada es Esclavitud Mental

Hey Pitágoras!! Tenemos un problema con estos del Gobierno Virreinal

El rey y soberano único de Hellas es el pensamiento. Los usurpadores y tecnócratas pueden ser clavados en una pica sin mayores preámbulos. Pitágoras y Sócrates nos brindaron su luz e inteligencia no para volcarlas a tablitas del debe y el haber, las deudas son la culpa del esclavo; el edificio angloholándes se derrumba y se lleva todo puesto cual implosión estelar y compresión del espaciotiempo en un agujero negro de codicia y rapiña sin parangón, se lleva puesto todos los ladrillos huecos de la mampostería francmasónica moderna y contemporánea.

Anuncios