Etiquetas

,

Fue con una invasión, una más entre tantas otras, esta lo era de procedencia normanda recayendo sobre la población sajona, sus campesinos, clérigos y ejército, y su legítimo rey Harold II de Wessex. La comandaba Guillermo el Conquistador duque normando que un 14 de octubre de 1066 apoderose de lo que alguna vez fuera la Bretaña insular y antigua colonia romana en tiempos de bretones, tiempo después invadidos por tribus de anglos y sajones germánicos que se cristianizaron, tiempo después nuevas oleadas invasoras vikingas desde Dinamarca y Noruega, y con Guillermo nuevamente la conquista, la usurpación y el genocidio a manos franconormandas de los nativos y locales, en detrimento también de la tradición escandinava. Guillermo reclamaba la corona de Inglaterra prometida por su primo Eduardo el Confesor (rey que tiene saga islandesa que lo narre) en 1051, y la tomó como antaño se solía. La invasión fue un 28 de septiembre, la crucial batalla en Hastings el 14 de octubre y la coronación-pacificación tras el exterminio y sometimiento de los derrotados ocurrió el 24 de diciembre de 1066. El cometa, que muchos siglos luego fuera llamado Halley, avistado en toda Europa, anunciaba la desgracia sajona.

En la Batalla de Hastings nace la genealogía monárquica que disputaría las posteriores Siete Guerras Mundiales: por discordia sucesoria en el ducado de Normandía estallaría la Guerra de los Cien Años (1337-1453) y que Francia ganó con su heroína Juana de Arco (traicionada y quemada por los ingleses en 1431).

La Guerra de los Treinta Años (1618-1648) que entre protestantes alemanes, holandeses e ingleses ganaron a la dinastía imperial de los Habsburgo (Casa de Austria);

la Guerra de los Siete Años (1756-1763), que daría nacimiento al Imperio Británico y al Reino Unido en construcción desde la Gran Bretaña angloescocesa de 1707 y hasta 1801;

las guerras napoleónicas que pelearon y ganaron a su rebelde subproducto jacobino, el emperador Napoleón I Bonaparte entre 1802 y 1815.

La I Guerra Mundial un siglo después (1914-1918) y que dio el comando de acción a EE.UU. bajo permanente control tutelar de Inglaterra, en esa guerra infinitamente mortífera que borró de la faz de la Tierra al Imperio alemán (2do Reich), al imperio ruso, al imperio otomano y por si no bastara con tantas demoliciones, al imperio austro-húngaro también.

Entonces el Imperio Ultramarino de la Tierra toda en teje y maneje desata la II Guerra -cuando los nazis el 1° de septiembre de 1939 invaden Polonia- que habiendo alzado a compás y transportador masónicos tanto a los fasci di combattimento como a las legiones SS, luego sepulta en la devastadora conflagración contra el sionismo angloestadounidense, soviético y francés, el sionismo que proveyó armas, energía y finanzas a las partes intervinientes escindidas en Aliados vs. El Eje.

 La Guerra Fría entre Washington y Moscú (1945-1991),

que derrumbó primero al poder soviético y ahora al polo estadounidense que hundiéndose en la hiperinflación por hipertrofia financiera sin remedio está. Solo faltaría la ignición termonuclear en Medio Oriente y las escaramuzas que Su Alteza Real William el Idiota está trayendo al Atlántico Sur,

el choque entre USA contra China-Rusia, el hundimiento irreversible de la UE, una guerra contra el incipiente bloque regional sudamericano, las completas destrucciones de Siria, Irán, Palestina e Israel, y los ejércitos celestes de Jehová que no intervienen ni en sueños. La peor pesadilla de conflagración mundial está en secuencia de espera y por ser detonada desde el cerebro londinense, su inicua City, accionada por la dinastía Windsor de Coburgo-Sajonia-Gotha, los círculos nobiliarios del Bilderberg, los tecnócratas de la Trilateral Comission prestos a reconstruir lo irreconstruible de una situación bélica a la que nunca como especie habíamos llegado nunca, y los cerdos financieros neoyorkinos del CFR, sionistas y masones del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de Grado 33, libres y aceptados por el manso, menso e inmenso rebaño global de corderos que piden Paz, piden la paz de 945 años de opresión sin final desde que los normandos echaron la jaula y en francés medioeval expresaron su gusto por doblegar al oponente, reduciendo a servidumbre a quien vive y destrozando carne, huesos, órganos y pellejo a quien ose rebelarse, alzarse en guerra y no saber/poder ganarles.

Malditos judeonormandos del United Kingdom todo y demás renacuajos de sangre azul

Al Diablo con Londres y Nueva York!!!!!

Anuncios