La pregunta es entonces ¿por qué Herman Nackaerts y demás son tan hijos de puta que vuelven y vuelven con algo tan remanido ya? La segunda pregunta es si la Agencia Internacional de Energía Atómica es más petrolera (subió a 105 dólares el barril hoy y seguirá en ascenso) que fisionante y si tiene verdadera predilección por los hidrocarburos del amo Rockefeller y los billetes verdes de la privatizada en 1913 Reserva Federal por el abuelo robber baron y gángster del actual John David (anciano decrépito al que le quedan menos de dos años de vida y su tercera generación sin escudo ni blasón).

Nackaerts y todos los agentes obedientes que se prestan al jueguito son subhumanos.
Irán piensa seguir discutiendo el asunto, pero ya tiene los segundos contados. No son la víctima, son la segunda pata del sinarquismo londinense-estadounidense, sabido es que la otra pata fue puesta allí en 1948. Hay que denunciarlo: NO ERA YA LA TIERRA PROMETIDA, HABÍA HACE SIGLOS DEJADO DE SERLO. LES MINTIERON, LOS USARON; COMO UNA DÉCADA ANTES EL TÍTERE HITLER LOS EXTERMINABA. EL MISMO TITIRITERO ESTABA DETRÁS.

Las falsas negociaciones y el tiempo se agotan, van a detonar. Malvinas puede ser bélica más adelante, ahora es solo distracción para que quitemos el foco de lo importante: Medio Oriente, Palestina, Siria, Israel e Irán. Malvinas pasa a la órbita de la ONU porque eso es lo que quiere Inglaterra además de la Guerra: quiere una insurrección desbocada posterior de indignados y dominados y quiere el Gobierno Mundial, ya está naciendo, ya casi viene al mundo; CFK con el pedido de soberanía sobre Malvinas también lo está trayendo, es el G-20 quien hace el trabajo de parto del Gobierno Mundial. Tenemos mala suerte, por lo menos desde 1914 y desde los Hannover en 1714 aspirando a aquello que los Habsburgo no pudieron lograr, es solo nuestra Mala Suerte. O somos nosotros mismos, que es lo peor del asunto.

Anuncios