De Finlandia es esta banda de viking metal ligeramente melódico y año 2007 este disco cuyo concepto sería la persistencia de la Edad Media, zona geográfica enmarcada en el norte de Europa y relaciones baroniales y de vasallaje en el constante choque de espadas por el honor militar y el territorio o fatherland (patria). Todos los discos de Ensiferum han sido editados por el sello finés Spinefarm y Victory Songs -magna cum laude- no iba a ser la excepción.

Ad Victoriam: intro ambiental instrumental para esa primera batalla aproximándose.
Blood Is The Price Of Glory: corte sumamente agresivo en donde los beligerantes contendientes se destrozan. Marcadamente rítmico, veloz y con rasgada voz principal.
Deathbringer From The Sky: un allegro sostenido que nos cuenta de designios y caprichos de los dioses para con sus súbditos humanos.
Ahti: sobre las inclemencias de la aldea, la caza y el clima invernal. Sobre el maltrato del patriarcado hacia la mujer aldeana de cuando no había Violencia de Género siglo XXI. Temita incisivo y machacante a doble bombo.
One More Magic Potion: instrumentos de viento y una ejecución técnicamente virtuosa, más tañidos y voces rasgadas.
Wanderer: un raro ejemplar de musica sosegada aunque firmeza no le falte.
Raised By The Sword: traducción a notas musicales de lo que se puede sentir como una implosión, un colapso y un derrumbe imperecedero: el del Mundo Moderno.
The New Dawn: solemne y bestial.
Victory Song(VLC inside): la despedida es un canto y una canción de victoria plena.

Lady in Black (cover de los setentistas Uriah Heep): exquisito como hidromiel.

La agrupación esta conformada por:
Petri Lindroos – guturales, Guitarra
Markus Toivonen – Guitarra, Voces limpias y coro
Sami Hinkka – Bajo, Voces limpias y coro
Janne Parviainen – Batería
Emmi Silvennoinen – Teclado y coro

En nuestros primitivos instintos todos esperamos el colapso de esta civilización burguesa y decadente y un nuevo salvaje espíritu medieval lejos de las ciudades, cultivando, cazando y hasta guerreando. Estado de Naturaleza puro y duro, primitivismo a ultranza sin edificios, ni aire acondicionado, ni confort, ni electromedicina, ni LedTV, ni aviones ni papelitos falsos de colores con los que ir a comprar al Mercado Centralizado de Tapiales.

Te esperamos Nueva Edad Media de máxima rudeza y te seguiremos esperando. Falsa esperanza como todas las demás.

Anuncios