Que de todas formas siempre intenta. El avance de la OTAN sobre Siria se enquista y lo inevitable solo se demora un poquito más al grito de Paz, Seguridad, Estabilidad, esa divisa mundial de la que Rusia busca formar parte. Bashar al Assad aislado y debilitado es el nuevo trofeo de caza de la comunidad financiera globalizada en busca del completo y perfecto Totus Dominus Mundi que nunca logrará. La novela negra sigue en 2013 con los capítulos Palestina I e Irán II. Ahora mismo Brahimi, el commendatore de la ONU, está negociando en Moscú.

Assad

____________________________________________________________________________ La alternativa a estas esperanzas de New Order, está claro, es la imposibilidad de acuerdo alguno sustentable, lo que precipitaría los demorados hechos inevitables de la condición humana y su inútil trabajo de infatigable negociación por la Paz que es la quimérica ilusión sin fin.

¿Cómo vence esta crisis la burguesía? De una parte con la destrucción obligada de una masa de fuerzas productivas, una Guerra Mundial, una Guerra Global; de otra, con la conquista de nuevos mercados y la explotación más intensa de los antiguos: nuestra cotidiana existencia está signada por esto último ¿De qué modo lo hace, pues? Preparando crisis más extensas y más violentas y disminuyendo los medios para prevenirlas.

Karl Marx, 2013: la sempiterna vigencia del Manifiesto Comunista de 1848.

Esta crisis no la vence: 1873, 1929, 2007…. y ahora la implosión final. Esta crisis no la vence, el mundo de los nuevos mercados sanseacabó, no hay más nuevos territorios para incorporar, la burguesía cual semiconsciente sepulturero se está cavando la propia fosa y provocando el declinar ineludible de todos los burgos que habita. Insistiendo en que hay que seguir insistiendo con la improcedente conducta de los homínidos.

Anuncios