El Bicentenario 2010 ya quedó atrás, el gobernador de Neuquén Jorge Omar Sobisch en 2007 candidato presidencial lo hizo aún más, aún más atrás y Sombra y olvido ya pronto serás… Por su parte, Mauricio Macri se distanció de él luego de la muerte de Carlos Fuentealba. El único dirigente político que lo continuó respaldando fue Juan Carlos Blumberg, dice la Wikipedia.

J. Sobisch

Muerto el perro (Sobisch) sigue la rabia

Mató, o dejó matar y se suicidó electoralmente, su avance se ha detenido y
Mauricio Macri se le despegó tarde y sin elegancia pero con la Seguridad que viven
prometiendo sin poder –lamentémoslo todos- realizar, y alegrémonos ahora pues
el deseo y la esperanza de ese Orden civil social y comercial nunca nos
abandonará. “Fuentealba presente” dicen los carteles que Nina Peloso y Raúl
Castells llevan al programa de Marcelo Tinelli Bailando por un sueño mientras
él los hace cotidiano lucro mediante sus inversiones aseguradas por un tal Jorge
Sobisch gobernador posmenemista, del Neuquen que el conductor frecuenta
asiduamente por su residencia en el pequeño ranchito que se facilitó para
descansar en Villa La Angostura; dos segundos duró el cartel en las manos de
Tinelli cuando la bailarina Peloso se lo entregó, ella y Castells saben de la buena
relación Tinelli-Sobisch, pero así son los auténticos luchadores populares: simples y
calladitos no están hechos para grandes discursos recriminatorios y en el obstinado
silencio aportan su granito de arena para que el pueblo acceda a una inigualable
expresión cultural como es la de los cuerpos danzantes y solidarios con los
desprotegidos y desafortunados por la intemperie posneoliberal.

Mientras Sobisch descansa en la paz de los cadáveres menemistas, delaruístas y
frepasistas, el peronismo en constante renovación fabrica clones que se copian e
indiferencian en la insubstancia de gestionar los impuestos aplicados a los
consumidores de arroz, fideos y televisores LCD para subsidiar a las empresas que
fabrican o importan arroz, fideos y televisores LCD; Kirchner está en vísperas de su
siguiente mandato o en la delegación de su siguiente mandato en su señora
esposa señalada indistintamente por la comunidad financiera de Washington y la
ultraizquierdista Hebe de Bonafini (en el medio del espectro el señor procurador de
esa mierda de integración entre equilibristas de cuello roto señor Carlos Chacho
Álvarez) como la criatura de sexo femenino lista y altamente capacitada para
gobernar… –hasta la próxima crisis de representación política en el teatro actoral
del partido único- para presidir los negocios de los machos dominantes de la
especie condenada a la monocorporación planetaria que se comprará a sí misma
varias veces dándole valor así a sus papelitos emitidos en colores.

Rolling Stone, mayo de 2007:
Alejandro Seselovsky: -¿Qué se puede decir de este gobierno después de cuatro
años de gestión?
Jorge Lanata: – Yo creo lo mismo que creía al principio de esta gestión: este es
un gobierno de transición, y lo sigue siendo.
A.S: -¿Cómo crees que puede evolucionar esta gestión?
J.L: -El deterioro de Kirchner va a provenir de que ninguna reelección ha
funcionado en la historia argentina: ni la de Roca, ni la de Yrigoyen, ni la de Perón,
ni la de Menem ¿Por qué tendría que funcionar la de Kirchner? Hay una paradoja
que dice que un gobierno es más débil cuanto más poder concentra. Su condena
va a ser la acumulación del poder. Estos mismos tipos que el presidente tiene
cerca son los que lo van a cagar, porque no están junto al gobierno por convicción
ideológica, sino por el hábil manejo de la billetera presidencial.
Martín Caparrós: -La Argentina tiene como una compulsión a las crisis periódicas:
cada diez años se va todo al carajo. Estos cuatro años fueron o parecen haber sido
el momento creciente de la recuperación por mérito totalmente exógeno, porque la
soja y el trigo y el petróleo se cotizan bien en Chicago y Nueva York, y ese flujo de
dinero no es aprovechado por el gobierno para sentar bases para un desarrollo
posterior, para encontrar un proyecto de país que no se desplome cuando los
precios de los commodities se caigan en las bolsas internacionales. Seguimos
confiando en el azar de las cosechas como en 1920. Lugones estaría feliz.
A.S: -¿Y que los derechos humanos sean una política de Estado..?
M.C: -Sí, pero solo en su aspecto museístico. En el gobierno no paran de llenarse
la boca con lo que le ocurrió a sus compañeros de los ’70 y su gloriosa gesta en
una especie de falacia canalla, porque no hay en absoluto una implementación de
las políticas que esos mismos compañeros defendieron con sus vidas. No me
sorprende que un prestamista de Santa Cruz que por una serie de azares llegó a la
presidencia de la Nación haga una política de mantenimiento de las desigualdades,
capitalismo despiadado y demás, pero lo que me resulta intolerable es que lo haga
en nombre de los que cayeron por el socialismo.
A.S: -El revisionismo de los setenta, el revisionismo ¿qué nos deja?
J.L: -Nada, porque no es revisionismo. Los setenta de Kirchner son una mueca,
apenas: una remera del Che.
A.S: -¿Qué marca cultural, espacial, nos puede dejar Kirchner?
M.C: -Yo creo que para ver este asunto podríamos centrarnos en Puerto Madero,
que es una creación menemista y es la transformación de un espacio público en un
espacio privado. A principios de 2000, Puerto Madero parecía que llegaba a su
prematuro final: los restaurantes cerraban y demás. Si vos vas hoy, vas a ver
cómo refulge esa zona con un coto turístico y habitacional que es el más caro de la
ciudad, y lo interesante es que podés caminar por sus calles que se llaman, por
ejemplo, Azucena Villaflor. Digo, ese lugar, con la Prefectura funcionando casi
como policía privada, donde vale cuatro mil dólares el metro cuadrado, que es una
recuperación y mejoramiento de la cultura menemista, pero con calles que
recuerdan a las Madres de Plaza de Mayo asesinadas en el 77…

Asesinadas por circunstancia implícita de las solicitudes de orden y limpieza y
progreso floreciente que efectuaron los directivos de entonces y los dueños de
ayer y hoy de esas empresas domiciliadas en las calles de sus víctimas. Solo otra
usurpación y el kirchnerismo como fusión y ensamble de todas las diferencias y
asimetrías ya superadas con el método hegeliano que el presidente supongo
conocerá: ese de antítesis destruida por la antigua tesis de propertie private
forever como síntesis de estupidez revolucionaria, la revolución circular sobre un
mismo punto y el giro interminable del compás sobre una de sus propietarias
patitas. Coincido plenamente con el elitista montonero fascistoide Caparrós.
El cuadro cronológico que sigue lo explica mejor:

2001: crisis financiera, expropiaciones bancarias, rebelión popular, caída de De La
Rúa y fin del 5to régimen de convertibilidad.
2003: asunción de Kirchner, continuación de la política de miseria económica
devaluatoria de Duhalde-Lavagna. Ganancias para los accionistas y crecimiento del
PBI.

1989: hiperinflación, rebelión popular, incapacidad del alfonsinismo por
mantenerse en el poder.
1991: régimen de convertibilidad vigente desde abril, grandes negocios
privatizadores, planes Brady, condecoraciones a Brady y Mulmford; a Cavallo
también. Ganancias para los accionistas y crecimiento del PBI.

1981: crisis de la junta militar del Proceso de Reorganización Nacional para
continuar con labores ya cumplidas, guerra de Malvinas para extenderla, rebelión
popular por haberla perdido y quita del apoyo sindical.
1983: primavera democrática prometedora de salarios, salud pública y educación.
Ganancias para los accionistas y crecimiento del PBI.

1971: la dictadura onganista agonizando por las rebeliones populares pro-
marxistas, Levingston gobernando sin mejores ideas.
1973: Lanusse con toda su genialidad reinventa a Perón para que la masa se
congracie con el líder en un baño de sangre que durará una década. Cámpora
gobierna dos meses entre promesas de socialismo. Alfonsín, Menem, De La Rúa,
Duhalde y Kirchner sobreviven a todas las balas que la guerra civil y la guerra
sucia lanzaron sobre los cuerpos, una lástima. Ganancias para los accionistas y un
satisfactorio crecimiento del PBI, llegará hasta las nubes el endeudamiento con los
fabricantes de papelitos coloreados de verde esperanza. Nace la unificadora
Trilateral ¿no olvidar? No olvidar qué, si no saben lo que mierda es y tampoco les
importa.

1961: el frondizismo y con él la apertura a las invasiones de capitales
multinacionales tropiezan con la piedra de la resistencia peronista y la disputa
interna militar. Guido hace y obedece lo que Bordaberry hará y obedecerá 11 años
después.
1963: Illia es la promesa de justicia social radical y de paso disciplinamiento de los
revoltosos sindicalistas pequeño burgueses, peronistas y estudiantes atorrantes; si
no alcanza ya vendrán los azules de Onganía. La diferencia de la época radica en
que hay ganancias para los accionistas y un ligero pero importante crecimiento del
PBI.

1952: Perón no encuentra la magia que definió a su primer mandato ni puede
otorgar mejoras que trastornarían el régimen agrario y la inmensa actividad
industrial en perjuicio de sus propietarios, es por eso que tiene que suplicar
inversiones al “enemigo” capital estadounidense. Su fracaso de reelección
victoriosa está medido en 2000 kilogramos de bombas que la marina de guerra
depositará humanitariamente sobre Plaza de Mayo mientras el líder se refugia en
la cañonera o ratonera que lo transportará al Paraguay.
1955: irrumpe la revolución libertadora, fusiladora y liberal con el apoyo de la
clase media profesional (y no tanto) desplazada durante diez años por la chusma
cabeza negra. Bajan los sueldos, Alzogaray celebra acuerdos y monitoreo del FMI
por los siglos de los siglos. Ganancias para los accionistas, crecimiento del PBI.

1943: la década infame está llegando a su fin y el coronel Perón la enfrenta desde
una revolución fascista que algún día lo convertirá en prócer ¡Fuerza Coronel!
1946: el pueblo entra en la historia de un país oligárquico y afrancesados
socialdemócratas. Juan Domingo Perón aumenta los salarios, establece vacaciones
pagas y otorga el sueldo mensual n° 13 para un año de 12 meses, además de
jubilaciones sociales mientras que se estatizan servicios públicos y empresas
inglesas en maquinaria ferroviaria obsoleta; rabiosamente se exporta hacia una
Europa de hambrientos supervivientes. Grandes ganancias para los accionistas y
explosión incremental del Producto Bruto económico y cultural.

1931: la crisis internacional bursátil ha tumbado a Yrigoyen y entronizado la
primer dictadura. Hay hambre y rebeliones de anarquistas y socialistas que algún
día un soldado desconocido y abnegado estudioso de praxis política en Italia,
barrerá de la escena de una Buenos Aires ampulosa y deseosa de progreso.
1935: los gobiernos que se suceden logran objetivos de vital suma importancia
primordial como ganancias para los accionistas y en medio de tan profunda crisis
de todos los valores de la civilización judeocristiana una mejora en los índices del
Producto, opina Raúl Prebisch.

1921: rebelión obrera en la Patagonia, que atenta contra la estabilidad de la
democracia radical pero moderada que Yrigoyen y una clase media religiosamente
devota del trabajo y el progreso personal y familiar han establecido. No habrá más
remedio que sacrificar algunos peones para que el ajedrez no se popularice cree el
teniente coronel Héctor Benigno Varela.
1925: Muere José Ingenieros, decenas de miles de hombres mediocres nacerán y
de los que ya existen y accionistas son ganancias obtienen y con Marcelo Torcuato
de Alvear vivimos un auténtico crecimiento del PBI de belle époque.

1911: Crisis, inmensa crisis en el Partido Autonomista Nacional de los Mitre, Roca,
Juárez Celman. Se necesita voto universal para toda la ciudadanía pues con los
palos y fusiles del ejército que logró hace ya años una gloriosa conquista en la
campaña al desierto no hay avances, la incipiente creación burguesa denominada
clase media, colchón amortiguador de los choques entre los dueños y los nadies y
nada más que colchón amortiguador pues para eso fue producida y es manipulada,
quiere representación y quiere prosperidad para el desarrollo y el negocio que les
niegue el ocio que los aburre y empobrece-entristece. En 1916 podrán votar,
menos las mujeres, los anarquistas extranjeros mugrientos que invertir en cereales
no pueden ni inventar los teléfonos o alternadores eléctricos que los judíos
inventan, y los negros descendientes de esclavos que ya se fueron todos desde
Sarmiento presidente para el Uruguay colorado y anticlerical. Habrá ganancias
para los accionistas.
No pienso retrotraerme a 1901, 1891, 1880, 1873, 1862 Mitre presidente. Los
libros contables fueron alimento del fuego, las polillas o sustento de la tierra que
los cubre. Se registraron formidables ganancias para los accionistas con excepción
de los años posteriores a la Gran Depresión de 1873 que nos ha hecho la vida más
difícil a todos los que apostamos al progreso y la familia del escudo rojo, solo
conocida por James Bond cada vez que le encomiendan una difícil misión para
salvarla de la ruina total en este mundo tan competitivo.

2011? Crisis institucional insostenible para el Frente Cristina Kirchner? Ascenso
irremediable de Mein Führer Mauricio Macri?
2013-15? proscripción del peronismo para instaurar el Partido Revolucionario
Obligatorio (PRO)? Leyes antisemita y rearme del Ejército Nacional para enfrentar
al sionismo financiero internacional y su benéfica Organización de Naciones
Unidas? polo bélico-industrial en Puerto Madero? centro de operaciones financiero
globales en Puerto Madero? Centro de I+D en High Performance Computing en
Puerto Madero? Sí, todo eso y además excepcionales ganancias para los
accionistas, los inversores, los estrategas nazis, comunistas, liberales y
tecnologistas contaminantes del Río de la Plata… hasta la próxima crisis sistémico
revolucionaria global mis camaradas mundializadores. Brillará, brillará, la estrella
de David Rockefeller, brillará sin cesar. El césar es él, la división sistemas IBM lo
certifica para su ISO 2035. La estrella de David Packard, socia menor, ha tejido
una estratégica alianza por los próximos 490 años, pues por servidores HP pasará
el flujo monetario electrónico de todos los terrícolas juntos. Felicidades!!! Y a no
desesperar ni fastidiarse que también tendremos audio data y streaming de
nuestras bandas favoritas 24hrs X 365 días X siempre X esos mismos servidores.

¿Dónde nace la popularidad del gobierno, entonces?
Martín Caparrós: Este gobierno se benefició mucho del susto de 2001 y 2002,
cuando los argentinos terminaron de descreer en la representación política.
Durante un brevísimo período la clase media, que se hace oír, pensó que podían
hacer las cosas sin representantes y vinieron las asambleas (1). En cuatro meses se
dieron cuenta de que eso no era viable y se sentaron a esperar que otra vez
llegará un papá que dijera a dónde ir. Llegó un padre putativo que se llamaba
Duhalde y todos respiraron aliviados. Y después, con Kirchner, la idea de que
alguien nos lleva de la manito, esta especie de alivio delegativo (2) que depositan
los argentinos en sus presidentes, termina beneficiando a este gobierno aún más.
Pero es cíclico. Ya volveremos a descreer.
(1) del meeting político de los radicales de Alem a las asambleas vecinalistas
y/o trotskistas el mismo alboroto emotivo e inconducente del simio con
carta de ciudadanía.

(2) esta ventajosa posición del oprimido en la visión de Nietzsche cuando
entrevé el contrato social entre mandatarios y mandados mandantes.

Para los romanos el tiempo era cíclico y todo retornaba desde el oro a la
decadencia, para los cristianos el tiempo va de una creación absoluta a un
absoluto fin apocalíptico, para los ilustrados y otros iluminados el tiempo es
progreso indefinido, para los bárbaros de hoy el tiempo es presente perpetuo con
ciclos cortos diarios y mensuales apenas perceptibles, el tiempo fluye y nunca
alcanza. Así visto odio profundamente a estos retrasados mentales, esclavos del
trabajo asalariado. Estoy con los griegos y romanos: el tiempo es cíclico,
embrutecidos bárbaros subnormales del corto plazo.

10 de mayo de 2007.

Anuncios