Es cosa de liberales, contrabandistas, mercaderes pseudoeconomistas magufos e idiotas; dice Raúl Dellatorre:

Como el Banco Central no interviene en el mercado paralelo, tampoco hay un temor en los especuladores de sufrir fuertes pérdidas porque el valor pueda bajar abruptamente si no son ellos mismos los que lo provoquen. Por eso retienen los dólares pese al alto valor alcanzado. Es la diferencia con el ataque especulativo de 2008, que se concretaba sobre un mercado único de divisas en el cual la autoridad monetaria tenía el rol dominante, vendiendo dólares si consideraba que el precio se elevaba, o comprando cuando creía que bajaba demasiado. Así pudo sostener la pulseada y, finalmente, ganarla.

Hoy, en cambio, no tiene forma de controlar el blue. Y aunque el Banco Central mantenga la posición de que no le preocupa el valor que registre porque no afecta a la economía real, la disparada del dólar marginal va generando el clima para que algunos vuelvan a pronosticar, como tantas otras veces, una devaluación no muy lejana en el dólar oficial. Justamente, lo que quienes arman el “mercado blue” están buscando.

Devalúe señora Presidente, deles el gusto a tantísimos importadores-exportadores y otros hijos de puta, váyase señora que este país es para quienes negrean mercancías y salarios y demás librecambistas gusanos. 2013 también es el año del ascenso irresistible del magufo Carlos Melconián en la provincia de Buenos Aires, Cristian Adrián Ritondo y su derecha peronista de la CABA y otros tantos nostálgicos de Uriburu, Justo, las sendas décadas infames del ’30 y del ’90, los otros Pinedo y demás especímenes de locomoción reptante que aglutinan y PROmueven las buenas acciones que Mauricio Macri líder de los randianos, nos tiene preparadas. Buenos augurios que nos esperan.

Anuncios