Dos judíos, el uno americano, el otro ruso, son los grandes paladines y benefactores de la humanidad cableada por enlaces de microondas, interconectada y totalmente chipeada. Gracias Google Inc!!!

Lawrence “Larry” Page

Samsung chaebol surcoreano en toda China continental

Sergey Brin TED 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y todo lo que todavía nos tienen reservado a caucásicos, mongoloides, semitas, indoamericanos y negroides africanos. Toneladas de terabytes en forma de ayuda y renovada esperanza para los populosos habitantes del mundo y tumulto de sus cinco continentes.

a- Los Google Libros son la nueva biblioteca alejandrina

b- La Biblioteca de Niníve y Alejandría es telepresente vía datatuberías, siendo entre nosotros

Semiosis del googleador jóven buenmozo Larry Page y sus faraónicas visiones de Babel (Noviembre 3 del año 2011 d.C.):

Hipertextos apagables, embebidos en XML y JavaScript, flash papers y libros digitales almacenados en silicio, magnetita y nanotubos de carbono, todo completamente dependiendo de la circulación eléctrica de fuentes de energía caras e insuficientes: cientos de miles de libros que nadie leerá y que el socio de Sergey Brin (empleadores de Eric Schmidt) sueña “protegidos para siempre del fuego, la inundación y el olvido” ¿protegidos del apagón? ¿protegidos del cerebro que queda anquilosado videando contenidos del perro y el gato de Juan y José correteando en la playa de nuestros pobres recuerdos de vulgares vacaciones tan insignificantes como todo el contenido de quien lo comparte en servidores y alojadores YouTube? Los sumerios escribieron en tablas de arcilla destruídas y perdidas para siempre “todo cuanto hacemos es viento y polvo, todo cuanto somos es nada”, lo que se corroboró tras la invasión a Irak en 2003 en su tarea de borrarlo todo sobre la superficie del desierto. Pero en Google Inc. “ellos” tuvieron la idea de digitalizar bibliotecas que serán accedidas por pescadores con medio mundo que arrojen sus redes cazasignos en la nube computacional, la creación humana más sólida desde que la cultura Nazca súbitamente se esfumó. Y lo están haciendo a pesar de la oposición, derechos de autor varios y legislaciones anticuadas, desinterés y nulo aporte del resto, “ellos” están invirtiendo fortunas cuantiosas para que la humanidad los recuerde con honores por benefactores y cultores de una civilización que nunca más entrará en la espiral descendente y de posterior ascenso en la que una y otra y otra vez más todo ese acervo y baluartes acumulados sencillamente desaparece para todos y para siempre, una civilización como recomiendan en MTV y Amazon que nunca más utilizará ese polisacárido intragable que es la celulosa papel. La filantropía o modelo de negocios cultural Google Books no tiene límites, salvo el tiempo, que se encargará de sepultar y borrar toda memoria de tamaña hazaña pequeño humana backup tras backup tras backup tras mantenimiento preventivo de los datacenters, pequeña pérdida de datos -4,5 Terabytes- y nuevo backup…

Ellos el dinero (para comprarlo todo) lo hicieron trabajando, sin CIAs ni NSAs

Anuncios