Etiquetas

Es la que realiza sin vacilaciones el lingüista Avram Noam Chomsky (1928). Aunque en mengua, aunque casi extinta, dicha noción de hegemonía yankee aún corroe los cerebros pensantes del siglo XXI (excepto Wallerstein que basamenta su pensamiento en el caos ubicuo y contingente de la actualidad cual si no hubiera ningún plan ni maléfica trinidad CFR-TC-Bilderberg, así nos enseñan desde Yale, Dartmouth o Carnegie-Mellon).

Noam Chomsky, World Social Forum Reformer (2003)

La pregunta es otra: ¿por qué dedica sus horas el hipercrítico Noam Chomsky a impartir clases de neurolingüística en el laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT en Cambridge, Massachusetts? allí por donde pasaron Negroponte el contrainsurgente de Nicaragua y secretario de seguridad bajo Bush II, militares varios y empleados Rand Corporation. Tras la edición de innumerable cantidad de sus libros antimperiales acaso Chomsky sigue creyendo que la supremacía aria debe salir de algún centro de altos estudios como los Bell laboratories (*) que emplearon a Claude Shannon, o acaso Chomsky intenta hacernos pensar en su labor desinteresada por unos autómatas celulares y otros cyborgs cual potenciales agentes del altermundialismo multilateralista en detrimento del imperio angloestadounidense. Nosotros, los malpensados, no creemos en quimeras. Quienes entiendan esto y lean a Chomsky lo seguirán recomendando, ergo, no les importa el fondo de la cuestión. Quienes dejen de respetar al prestigioso lingüista de la gramática generativa transformacional (pos-estructuralista), tras el paso de los años y la acumulación sedimentaria de mentiras de la prensa internacional, simplemente se deslizarán hacia el olvido.

(*) el Problema de Orwell, que Chomsky explicita así: “la capacidad de los sistemas totalitarios (blandos disciplinarios explicaría mejor Foucault) para inculcar creencias que son firmemente sostenidas y muy difundidas, aunque carecen por completo de fundamento y a menudo contrarían francamente los hechos obvios del mundo circundante.”

WTO (World Trade Organization), Seattle -Noviembre 30 de 1999

continuará en… y En eso llegó Claude Shannon, casi 70 años después del fallecimiento de George Boole.

Anuncios