… de ayer, de hoy y de siempre, como la de Weimar 1923, ahora en 2013 mundializada y sin Plan B en el horizonte de sucesos financierizados… a nadie de la plebe y el patriciado contemporáneo importa mucho… las usinas intelectuales invitan a disfrutar del presente con smarTVs, videogames y pornografía en HD.

“Altos dirigentes de Rusia, Corea del Sur, Alemania, Brasil y China han expresado todos su preocupación por los movimientos monetarios, que elevan el valor de sus monedas y socavan la competitividad de sus exportaciones. Si deciden entrarle al juego —como Venezuela que ha devaluado su moneda en un 32%— se hundiría el mundo en una competencia de devaluaciones. Al final del día, la competencia de devaluaciones llevaría a una inflación desenfrenada o la hiperinflación. Nadie ganaría con estas guerras monetarias“.

Aunque los timadores del Citigroup, HSBC, Bank of America, Goldman Sachs, UBS y el Morgan Stanley, entre otros organismos bacterianos que fagocitan riquezas sin cesar, licuarían sus deudas drásticamente mermando obligaciones y existencias humanas colaterales.

estampitas de colores en los marcos alemanes

Anuncios