Indignados u ocupados, esa parece ser la cuestión. Todo gira en torno del homo œconomicus (el hombre convertido a mercancía productiva-cuantificada y solo eso) y no se discute el sistema si no es por sus límites intrínsecos. Permanecer y pertenecer no son privilegio alguno. La actual crisis empezó en 1997 mientras la humanidad se dedicaba a trabajar y a mirar para otro lado, ningún lado.

Si quiere algunos ejemplares puede imprimir desde aquí, es moneda de curso legal vigente y garantida de por vida.


Finalmente todo vuelve o se vuelve contra sí un 19 de abril

Oklahoma City (1995)

20 de abril de 1889 – 30 de abril de 1945

Timothy McVeigh (asesinado en 2001)


Puja, puja y empuja. Boston, Mancomunidad de Massachusetts (1897)

Carta con ricina

_

¿Vendrá de mis preferidos los yihadistas wahabíes de la sagrada conexión saudí con el Islam y la madre patria británica? ¿Será solo otra invención más de mis alcahuetes de la CIA? ¿o acaso estoy ganando nuevos enemigos que escapan a mi seguro margen de control por sobre todos ellos? Sí, lo último y en lo personal a Barack Obama le despierta un terror inenarrable, aunque unos ansiolíticos nocturnos, a olvidar y a otras funciones ejecutivas de su parte: como mandar más drones no tripulados contra nómades en el desierto de Oriente medio.

…o telefonema inesperado

Anuncios