Que se hizo hace ahora 20 años, un 30 de abril de 1993, gracias a la gratuidad ubicua del cuneiforme Mosaic. Antes, en 1989, cuando toda esta demencial telaraña nació, esta entrada en este weblog en esta poco realista url HTTP no se podía visualizar, estábamos ciegos y no existía visión de lo que teníamos para decir en genuino mecanismo (electromecanismo, optomecanismo) de expresión nuestra de cada día. Es que no existía un navegador de tags declarativos que Sir Timothy Berners Lee declaró sobre un Motorola PowerPc con NextStep en el CERN ginebrino y que enredaría a la comunidad científica y luego a la entera galaxia web de la aldea infocomunicacional de internautas civiles en sociedad de anonimato embebido a razón de un sujeto por terminal mediante HTTP Request / response HTML. Estábamos ciegos hasta que Berners Lee y Marc Andreessen hicieron la luz para nosotros, para que saliéramos de la caverna platónica atravesándola limpiamente pues toda ella está hecha de ceros y unos, para darnos la libertad de estar cautivos e internados en los laberintos minoicos de una nutritiva fructosa-glucosa melífera graficando la información. Entonces Berners Lee conectó la TCP/IP internet de Vinton Cerf con sus protocolos de hipertexto y nos dio la World Wide Web que nos educa y entretiene (mucho más y mejor que la tele-visión de antaño). Y aunque la inteligencia computacional siga siendo quimera desde 1947, la web semántica está madurando con la próspera especificación HTML5 con capacidades I, II y III

NextStep Unix (Mach kernel)

NextStep Unix (Mach kernel)

el navegador worldwideweb

el navegador worldwideweb

WWW

Anuncios