Porque la ilustración iluminista siglo XVIII era todo determinismo clásico y nada posibilismo cuántico, así lo entendió el marqués de Condorcet poco antes de morir bajo el terror jacobino en 1794 cuando hizo redacción de su Bosquejo de un cuadro histórico de los progresos del espíritu humano; toda la ciencia ficción de la cultura popular siglo XX y nuestras actuales categorías de pensamiento resisten cualquier cambio alguno de paradigma al respecto. La domótica parece ser nuestro único futuro cibernético posible, la pesadilla de las mascotas humanas placentarias imaginada por Kaczynski el Unabomber.

Condorcet

Marie-Jean-Antoine Nicolas de Caritat, marqués de Condorcet

Theodore Kaczynski

Theodore Kaczynski


La simbiosis espantosa entre 1984 distopía orwelliana y A Brave New World cacotopía del flemático Aldous Huxley. Toda rebelión o emancipación activa es sencilla y taxativamente imposible. La elite anglofinanciera mundializada nos quiere cultivar para que seamos sus baterías alcalinas recargables inalámbricamente y reprogramables por los contenidos de los mass-media y la web, que son el Ministerio de la Paz, el Amor y la Verdad del Gobierno Mundial en ciernes. Es el enjoy american way of life que nos guía para que a la fruta se la disfrute en el Ø de nuestras existencias. Es el posfordismo y postindustrialismo a ultranza sentenciado en un manifiesto fechado un 19 de septiembre de 1995 y conocido como La sociedad industrial y su futuro; la pléyade de transhumanistas optimistas contemporáneos no lo quiere leer, ni entender, ni lo van a saber aceptar hasta que NFC, DLNA y RFID santa trinidad ya vengan por el umbilical materno.

Anuncios