Der metaphysische Grundgedanke der heraklitischen Philosophie, 1904 (traducido al castellano y reeditado en España año de gracia 2013, vendido en Argentina a $183. Librería del Mármol, Juan Lavalle al 2000 CABA). Una muy interesante librería para que la vengan a visitar los fahrenheit/451 de operaciones especiales piromaníacas de la NSA.

___________________________________________________________________________

No es para hacer crowdfunding, es para gastarse el jornal de obrero en uno de ellos. Cuan caro está todo: nos queda solo tiempo (poco), agua, vino (la comida volverá para tiempos futuros), música, software y ríos de tinta y veneno en imperecederos tomos de papel. Mientras todo fluye y deviene estoy analizando un consumo más racional.

Nota al pie: lo que pacatos mentecatos llaman hubris o hybris en Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, y es ego superlativo y orgullo excesivo, llámase megalomanía. Esa cualidad la portamos todos con nosotros: quien probó el fruto del árbol del conocimiento, el que comprendió la gravedad con la aceleración de la manzana, el que diseñó artefactos electrónicos con una manzanita por logo, y quien aquí escribe. Megalomanía, Dr. Nelson Castro, como la suya reprimida y sus patológicas apetencias sexuales. Las patologías son invenciones (Erfindung) del siglo XVII y el miedo a perder el trabajo y los beneficios materiales secretan comportamientos nomenclados/clasificados/catalogados como patológicos. Las neurosis histérica, obsesiva y fóbica son reales en represión-inhibición y son mitos grecofreudianos encarnados en nuestros cuerpos a un mismo tiempo y gracias a las decididas actuaciones de los behavioristas del Tavistock Institute; el desequilibrio y desmesura en nos (que significa colapso irremediable según Arnold Toynbee el que aunque cíclico antidecadentista) como fuente de todo error y pecado.

CEFK cuando jóven, muy inteligente y bella

CEFK cuando jóven, muy inteligente y bella

———————————————————————————————————————————–

Sentencia firme: Frónesis no habrá. No será posible sustraerse de esos destinos en ensayo y error de causa-consecuencia, lo que impone una disputa zanjada a favor de:

Spengler de Germania 1 (la decadencia se impondrá)

Toynbee de Britania 0 (la civilización actual no podrá ser superadora del proceso cíclico que la derrumba)

Anuncios