Sendos discursos de la materia gris y lúcida preocupación por parte de dos argentinos: Cristina Elisabet Fernández en el posmoderno G-20 de las relaciones interimperialistas y Jorge (ahora Francisco) Bergoglio desde el extinto poder de la curia romana. Discursos vanos en cuanto a poder de decisión, aunque no menos vanos que la guerra misma y su resultante por relaciones de fuerza (mezquinas y dispares) que terminarán en la entronización del Gobierno Mundial de la ONU, ya sin Argentina soberana y sin el Vaticano; petición tácita al en apariencia imprudente y obcecado proceder del negro descendiente de esclavos premodernos, Barack Obama.

CEF de K: “el multilateralismo está en crisis. A veces parece nada más que una ficción. Eso se está haciendo trágicamente evidente estos días con el tema Siria. Todos reclamamos que actúe el Consejo de Seguridad o el plenario de Naciones Unidas. Lo mismo pasa con la reestructuración de la deuda. Hicimos una negociación con el 93 por ciento de los acreedores, pero finalmente va a decidir la Corte Suprema de Estados Unidos. El FMI iba a apoyar la posición argentina en la pelea con los fondos buitre y a último momento el gobierno de Estados Unidos se lo impidió. Entonces no funcionan las Naciones Unidas, no funciona el FMI, no funciona la OMC, muchas veces los documentos sobre libre comercio de las potencias Unión Europea – EUA parecen un mero ejercicio de cinismo y no hay mayor proteccionismo que el de los países desarrollados. Las declamadas aperturas de sus economías no son tal” en la pugna por la protección de sus mercancías y producidos y excedentes. “Lo que tenemos que plantear los dirigentes es si estamos dispuestos a sostener el multilateralismo como medio para solucionar conflictos o estamos ante una ficción que aplica el multilateralismo cuando le es favorable a las grandes potencias, y cuando no les sirve toman las armas y deciden por las suyas.” Estamos ante una ficción, la ficción se llama 1984 y transcurre en la Commonwealth of Nations, el hermano mayor tornóse negro y está vigilado a su vez por un hermano mayor aún de ascendencia judeoalemana askenazí, que está manipulado a subsecuente vez por un más mayor y nada hermano extraterreno  de los cielos imperecederos espirituales y que desata el caos para cosechar Control, Nuevo Orden y Adoración.

El Gran Hermano suple a todo personaje político: él es el comandante en jefe, el guardián de la sociedad, el dios pagano y el juez supremo. Él es la encarnación de los ideales del Partido, el Partido ubicuo, único y todopoderoso que vigila sin descanso todas las actividades cotidianas de la población, al punto que inclusive, en las calles y casas hay dispositivos de vigilancia para conocer todos los actos de cada individuo, telescreens fullHD 4K be moved. Irónicamente, Orwell insinúa la posibilidad de que el Gran Hermano ni siquiera sea una persona real, sino un mero icono propagandístico. Ficción de control omnisciente y omnidireccional, como las antenas de ultra high microwaves. Los del proletariado están mantenidos en la miseria más abyecta, pero se les entretiene de diversas formas por parte del Partido (fútbol, tenis, handball, voley, basketball) para preservarlos contentos en su situación. Prácticamente sólo saben obedecer órdenes y se los considera incapaces de rebelarse; se les conceden los mismos derechos que a los animales y, de hecho, la Policía del pensamiento apenas los vigila: «a los proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno». La indivisa reza

Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza

  • Guerra es Paz: ya que la guerra provoca que los ciudadanos no se levanten contra el Estado ante el temor al enemigo; de esta manera se mantiene la paz. Por eso O’Brien (miembro del IngSoc) dice que su verdadero sentido sería: “Paz es Guerra”
  • Libertad es Esclavitud: pues el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa, de este modo; “Esclavitud es Libertad”
  • Ignorancia es Fuerza: debido a que la ignorancia cohesiona en el trabajo por un futuro mejor que nunca llegará y da la fuerza a los que ignoran, por lo cual “Fuerza es Ignorancia”.

“Vamos a pedir una vez más por la paz. Pretender que no haya más muertos provocando nuevas muertes resulta una paradoja o un ejercicio de cinismo. Es indispensable ver quién provee las armas a cada una de las partes, ya que todos sabemos lo que es la industria de las armas. La segunda cuestión es tener organismos de la ONU que digan con precisión, exactitud y con pruebas, dentro de los parámetros legales, qué tipo de armas se están utilizando en los países en conflicto. Estamos proponiendo eso, porque creemos que una intervención militar, que no se refiere a lo terrestre, que puede ser un bombardeo, sería nefasta y desataría cosas tal vez imposibles de controlar. Este es un G-20 en el cual se está hablando de las cosas que se tienen que hablar, hemos logrado buenas inclusiones.” Cristina Elisabet Fernández de Kirchner

Los ministerios de la ONU serían los siguientes:

  • El Ministerio del Amor (en neolengua Minmor) se ocupa de administrar los castigos, la tortura y de reeducar a los miembros del Partido inculcando un amor férreo por el Gran Hermano y las ideologías del Partido.
  • El Ministerio de la Paz (Minpax) se encarga de asuntos relacionados con la guerra y se esfuerza para lograr que la contienda sea permanente. Si hay guerra con otros países, el país está en paz consigo mismo. (Hay menos revueltas sociales cuando el odio y el miedo se pueden enfocar hacia fuera, como señala la psicología social).
  • El Ministerio de la Abundancia (Mindancia) encargado de los asuntos relacionados con la economía y de conseguir que la gente viva siempre al borde de la subsistencia mediante un duro racionamiento.
  • El Ministerio de la Verdad (Minver) se dedica a manipular o destruir los documentos históricos de todo tipo (incluyendo fotografías, libros y periódicos), para conseguir que las evidencias del pasado coincidan con la versión oficial de la historia, mantenida por el Estado.

folder
Francesco Primo: “Es evidente que en la vida de los pueblos los conflictos armados son siempre la negación deliberada de cualquier posible concordia internacional y crean divisiones profundas y dolorosas heridas que tardan muchos años en cerrarse, las guerras constituyen el rechazo práctico de los esfuerzos para alcanzar los grandes objetivos económicos y sociales que la comunidad internacional se ha dado; desafortunadamente, los numerosos conflictos armados que asuelan al mundo ponen cada día ante nuestros ojos un cuadro dramático de miseria, hambre, enfermedad y muerte. De hecho, sin paz no hay ningún tipo de desarrollo económico.” Solo olvida Jorge Bergoglio, que en la paz está la filigrana, la marca de agua a trasluz de la guerra nunca acabada y en la opresión del vencedor la desigualdad impuesta casi a perpetuidad, o hasta que haya jefe político-militar y chamánico economista nuevo.

Las guerras del empate subventor veneciano que cientos de veces hemos perdido para el género humano

Ese negro idiota con complejo de obediencia al judaísmo antijudeocristiano va camino al desastre

El objetivo ulterior son países Rusia, China e India. El genocidio británico ya está en marcha

Los cerebroespines de Chatham House cuentan sus planes que a nadie importa (pues viven los proles sus infelices vidas en el centro comercial Terra Uno). El RIIA es el hermano siamés del  CFR neoyorkino

Otra vez será 11 de septiembre: como cuando Kissinger aniquiló al opositor Allende, como cuando los saudíes chocaron aviones para que las bombas internas a las Twin Towers detonaran sincrónicamente, otro feliz militar 12 de septiembre como en 1973 y 2001

Los cerdos se agrupan en la lucha final mientras van cantando su roth qabbalah internacional y se creen los mansos de la Tierra heredar

zaionism

————————————————————————————————————

“Por desgracia, duele constatar que demasiados intereses de parte han prevalecido desde el comienzo del conflicto sirio, impidiendo encontrar una solución que evitase la inútil masacre de la que estamos siendo testigos. Que los líderes de los países del G-20 no permanezcan inertes ante el drama que vive desde hace ya demasiado tiempo la población y que corre el peligro de acarrear nuevos sufrimientos a una región sometida a duras pruebas y necesitada de paz. A todos y cada uno de ellos lanzo un apremiante llamamiento para que ayuden a encontrar maneras de superar los diferentes contrastes y abandonen toda pretensión vana de una solución militar.” Francisco I

Olvida Francisco el Primero que el hombre es todo actividad muscular, mental y cardiopulmonar de la inabarcable vanidad que practica; olvida que la guerra es fáctica, tautológica y matemáticamente imposible de refrenar o evitar. Todo acuerdo duradero entre hombres es lisa, llana y simplemente inviable: estamos hechos de la geometría diferencial y álgebra polinómica de nuestros egoísmos, orgullo, vanidad, soberbia, razón aparente, prisioneros estamos de esa necesidad de afirmación en Voluntad de Poder a expensas de la otredad que se nos contrapone.

Ya no hay manos o mentes humanas que puedan detener esto (hay sí un tercer intento de cordura desde Rusia y por el temor mismo de verse implicados hasta la médula que se confunde con liderato). Luego la ONU ocupará el lugar de EUA y lo hará por sus desafíos actuales sin límite desaforados a la continuidad de la especie; EUA no ganará la guerra abierta contra el islámico Eje Maligno Segundo, las religiones deberían desaparecer y la irreverencia y oposiciones continuarán en el pleno de la Asamblea Mundi, hato de perros, gatos y gallos, hasta alguna fecha que nadie conoce.

A modo de homenaje a Gary Vila Ortiz de Rosario, ferviente librepensador contrario a todo este lodazal que se nos termina imponiendo, y aunque el problema no era Hitler en 1940, sino la especie misma en vísperas año 2014 del centenario de la Primera Guerra Mundial.

Anuncios