Bowling for Columbine

Bowling for Columbine con su dedicado francomatador homenajeando a Adolfito Hitler conductor de todos los inicuos.

Civilización socializando Barbarie (no eran tan antagonistas como D.F. Sarmiento prefería creer), al enemigo lo tienes bien adentro, no hay que ir a buscarlo a Bahrein, Sudán o la tundra siberiana. La especie buena si brutal y breve dos veces buena.

Thomas Hobbes

Thomas Hobbes (1588-1679), hijo pródigo de las Guerras de Religión inglesas y su intrínseca necesidad de poner teórico Orden allí

De ateísmo y otros lúcidos dolores:
“Al miedo de un poder invisible, fingido por la mente o imaginado a partir de historias que han sido aceptadas por el público, lo llamamos religión; si no han sido aceptadas, superstición.”

“La vida es un perpetuo movimiento que, si no puede progresar en línea recta, se desenvuelve circularmente.” Y la Historia ibídem, la Historia cual vida de los que se replican en niña XX y varón XY también cómo no.

“La guerra no consiste sólo en la batalla sino en la voluntad de contender.”

“Todo lo consecuente al tiempo de guerra, cuando cada hombre es enemigo a cada otro, es consecuente también al tiempo cuando los hombres viven sin seguridad alguna sino la que les proporcionen su propia fuerza e invención. En tal condición no hay lugar para industria, porque su fruto es inseguro; consecuentemente no hay ninguna cultura de la tierra; ninguna navegación ni uso de los productos importados por el mar; ninguna construcción cómoda; ningunos instrumentos para mover cosas que necesitan mucha fuerza; ningún conocimiento de la faz de la tierra, ni del tiempo; ningunas artes, letras o sociedad; y lo peor de todos, perpetuo temor y peligro de muerte violenta; y la vida de los hombres es solitaria, pobre, sucia, brutal y corta.”

Aunque esa incertidumbre, esa intemperie no es más que la total falta de piedad cristiana, de Miedo y Consumo en infinita liquidación. Paz es Comercio.

Yo soy el que Soy. Y ustedes y todo no son sino en Mí

Cronos de YHWH

Los ciclos, el infinito y la eterna (nunca perpetua) trascendencia están allí en el film de Theo Angelopoulos, mientras Bucay y Stamateas seguirán sin convencer y sin llegar al fibrado del que estamos hechos, lo poco grato de la sensibilidad de elite en nosotros.

izquierda y liberalismo se duermen ante el asombro sin par y en viaje aún desconocido de todo esto que está vivo

En el equinoccio de primavera y los ciclos estacionales sin fin y dedicado a mi musa la políglota escribiente A.P. y platónica quien me explica acerca de rizomas sobre gramáticas de generación y transformación innatas al Ser, mientras mi deslumbramiento sensitivo va por su Entendimiento analítico y en minucias descriptivo, sus esquemas y rigurosas sinopsis aplicadas de tan suyos saberes, nietzscheana Super Frau.

Anuncios