Actuando local y pensando en global con omnipresencia en pole position desde Mr. Pemberton boticario Atlanta 1886 al presente y gilada premiada pastoreada -entre los que me incluyo- al recital por The Coca-Cola Company (ingresos por 112 000 millones de dólares, beneficio explotador por 44 425 millones de dólares, beneficio neto por 90 000 millones de dólares, activos por 477 200 millones de dólares y, capital social de 63.800 millones de U$S) en sus 127 years of happiness y tres productos estrella, la Fantasy, la Sprite de sed no es nada vanidad lo es todo y la Coke Zero (sin jarabe de maíz para engordar cerdos en la Animal Farm): este 8 de diciembre Metallica amplifica sus estridencias en base antártica argentina.

long Life of stevia & enjoy!!!

long Life of stevia & enjoy!!!

la morsa Hetfield en su hábitat

la morsa Hetfield en su hábitat

Mejor vayamos a ver el film en entrelazado 3D Through The Never que aunque carezca de substancia goza de buen sonido y afinaciones pitagóricas

o en Los Consumos y los Días en disquerías adquiramos el EP Beyond Magnetic (también existen .magnet links desde ThePirateBay), de los irrastreables por la RIAA (Recording Industry Association of America) y la NSA misma. Ave imperium NWOBHM, aunque en Argentina el 10 de noviembre solía celebrarse el Día de la Tradición y exorcizo de tuito lo foráneo. El olvido se ha vuelto amo y señor de todos los nativos continentales y los habitantes de Islas del Atlántico Sur y Antártida Argentina.

 

Cronología de las desavenencias:

Las primeras críticas a Metallica tuvieron origen en su ex-integrante Dave Mustaine luego fundador de Megadeth cuando lo expulsaron por su adicción a las drogas y rebeldía constante, fueron hace mucho y solo con ánimo de revancha por quien consideraba que no componían del thrash metal más agresivo y auténtico. Tiempo después Metallica entró en una fase dark y alternativa símil grunge y el coro fue unísono contra la heterodoxia de Lars Ulrich y demás por su inclinación al lucro de las productoras y discográficas en cruzada permanente contra la piratería informática (recién empezaría la infracción de copyright en redes Napster y Gnutella); solo para entonces aggiornarse al nuevo rito de grabar con orquestas sinfónicas por caso la prestigiosa San Francisco Symphony, ahora las críticas provendrían de los suecos avantgarde symphonic metal Therion en su líder Christopher Johnsson y por el mal ensamble del disco impostado S&M (1999), la moda de lo que todos hacen frente a la magnificencia polifónica con orquestas europeas modestas por parte de los nórdicos. Y los californianos volverían a tener su año de oro en 2008 con el inmejorable Death Magnetic. Como crítica final, por parte de quien escribe estas líneas, tras dicho albúm glorioso de antaño y su estilo en combinación perfecta de machaque, armonía y melodías, y tras el trigésimo aniversario desde el primigenio Kill ‘Em All (la síntesis y postulado de los servicios de gendarmería y milicias rurales WASP del centinela EUA) los muchachos están viejos y acabados (ojalá esté errado en dicha sentencia y contundencia de afirmación que los denosta). Además sería mejor solo seguir haciendo investigación científica en la base polar sea ártica tanto como antártica.

Anuncios