Etiquetas

y los contendientes borrachos de poder, egoísmo saboteador y vanidad absoluta llevándonos al desastre trágico y por ende inevitable desastre…

Kerry declara el fracaso de la política de Obama en Siria; se une a McCain y Graham (y la prensa vendida) para exigir la guerra

5 de febrero de 2014 — Antes de dejar la Conferencia sobre Seguridad en Munich, el secretario de Estado de EU, John Kerry habló en privado con la delegación del Congreso de EU en la conferencia, encabezada por los fanáticos belicistas John McCain y Lindsey Graham; y, según McCain y Graham y los tres reporteros que ellos seleccionaron para decirles lo que había pasado en la reunión (privada), dijeron que la política de Obama para Siria había fracasado, que Rusia estaba saboteando cualquier avance y que ya era el momento de armar a los insurgentes. El repugnante argumento central de Graham y McCain y que supuestamente hizo también Kerry (apoyado entusiastamente por las prostitutas de la prensa, Fred Hiatt del Washington Post, Jeffrey Goldberg de Bloomberg y Josh Rogin del Daily Beast) es que Al-Qaeda se está apoderando ahora de Siria, y amenaza con atacar a Estados Unidos y que por lo tanto tenemos que aniquilar al gobierno sirio. Se hace de lado el hecho de que fue la política británica, saudí y estadounidense la que levantó a Al-Qaeda en Siria, tal y como sucedió en Iraq y Libia anteriormente, simplemente para culpar a Assad de ser un “imán” para Al-Qaeda (como dice Kerry). La vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien fue abordada por los tres reporteros después de su discusión con McCain y Graham en el viaje de regreso a Estados Unidos, dijo que Kerry no dijo nada nuevo y que él no pidió “asistencia letal para la oposición”, a pesar de que McCain y Graham insistieron en que si lo hizo. De hecho, la Agencia de Noticias de Siria informó hoy que fuentes de prensa y noticieros jordanos han revelado que “una aeronave de Estados Unidos cargada con armas llegó al aeropuerto de al-Mafraq para entregarle estas armas a los grupos terroristas armados en Siria, refiriéndose a la graduación de una nueva remesa de 1,500 gatilleros del campamento al-Zaatari, en donde fueron entrenados en combate y uso de armas para que se unan a los casi 50,000 que ya existen en Siria”.

Tanto McCain como Graham (parte de la delegación del Congreso de 15 miembros que se reunió con Kerry) dijeron que Kerry destacó ciertos acontecimientos que lo confirmaron en su nueva posición: El Director de Inteligencia Nacional, James Clapper, le dijo al Congreso la semana pasada que los grupos de al-Qaeda en Siria están planeando atacar territorio estadounidense; el informe fabricado de fuentes no confiables estilo “curveball”(la fuente que dio la información contra Hussein en Iraq) de que el gobierno de Assad había torturado y asesinado a 11,000 prisioneros; las supuestas dilaciones por parte de Assad para deshacerse de las armas químicas; y el supuesto sabotaje del Presidente ruso Vladimir Putin al avance de las pláticas de Ginebra. Lindsey Graham, escribe Josh Rogin, alabó a Kerry por sus ataques a Putin: “John Kerry, y esto dice mucho a su favor, dijo que esto se está saliendo de control realmente. Y realmente se fue contra los rusos. Estuvo muy bien con respecto a Siria. Estuvo muy bien cuando dijo que los rusos nos quieren atrasar y diciendo que esto no va a funcionar. Sonó más como John McCain que nunca”.

Avanza, la guerra avanza sistémica y demencial. Quien quiera rezar que reze, quien quiera mirar para otro lado buscando distracción que lo haga, el viento imperial británico arrasará cosechas, confort, monedas seudoestables y nos entregará hambre, peste, guerra y muerte.

Anuncios