Del siglo IV al siglo VI, 190 años mediando. Justiniano muere en 565 con los ostrogodos extintos en Monte Lactario y Teodorico el Grande ya sido enterrado en 526; Mahoma el profeta estaba por nacer en 570 y el mundo romano-germánico de Mare Nostrum navegar, como también luego la Roma Orientalis en Constantinopla, serían profundamente afectados por sus seguidores islámicos y ejércitos musulmanes.

Constantino el Grande (27 de febrero de 272 - 22 de mayo de 337)

Constantino el Grande (27 de febrero de 272 – 22 de mayo de 337) en York y Anno Dominis 306 -la Eboracum desde donde se combatía a los invencibles pictos de Caledonia- proclamado emperador

Constantino se bautiza al final de quo incipit esse

Constantino se bautiza al final de quo incipit esse

Constantino I

Constantino I

Signo de los cielos (Batalla del Puente Milvio, 28 de octubre del 312 es cuando derrota al ilegítimo Majencio) previo rezo nocturno al Dios de todos os cristianos que opaca a Sol Invictus

Signo de los cielos (Batalla del Puente Milvio, 28 de octubre del 312 es cuando derrota a Majencio) previo rezo nocturno al Dios de todos los cristianos que opaca a Sol Invictus

 

Edicto del 313 y conversión

Justiniano I (11 de mayo de 483 - 13 de noviembre de 565), lego y compilador de Corpus Juris Civilis y renovatio imperii romanorum

Justiniano I (11 de mayo de 483 – 13 de noviembre de 565), lego y compilador de Corpus Juris Civilis y renovatio imperii romanorum

Bizancio en 330 AD pasó a denominarse Constantinou Polis

Bizancio en 330 AD pasó a denominarse Nea Roma Constantinopolis

Muhammad (26 de abril de 570 - 8 de junio de 632), poderoso e irrepresentable creador de feudalismos baroniales germánicos a poniente y sultanato imperial otomano a oriente

Muhammad (26 de abril de 570 – 8 de junio de 632), poderoso e irrepresentable creador de feudalismos baroniales germánicos a poniente y sultanato imperial otomano a oriente para el 29 de mayo de 1453

Y no, nosotros no somos ni seremos Charlie Hebdo (Nous ne sommes pas). No le rendimos culto ni a la caricatura ni a la difamación de lo sacro, es de nos la difamación de los profanos perros que financian a los dibujantes, los ateos, los islamistas, politeístas nórdicos-eslavos y satanistas, que insisten con un mundo a su medida que nunca será pues ellos no lo hacen siquiera modifican un ápice.

Anuncios