Etiquetas

, , , ,

El plan para un nuevo siglo americano PNAC de 1997 tiene un antecedente inmediato que llevaría en solo cinco años al atentado planificado de las Twin Towers en la Nueva York del 11 de septiembre de 2001: ello fue el régimen talibán afgano. Con interdependencia con los muyahidines de Brzezinski para provocar la invasión soviética 1979 a Afganistán, el reclutamiento de los mercenarios de al-Qaida y el financiamiento saudí a Osama Bin Laden y los extremistas islámicos. El régimen talibán nació para justificar el pretexto de la invasión norteamericana 2001 que precisaba nuevamente de la amapola opiácea y su derivado la heroína que llene las arcas de los 28 bancos sistémicos demasiado grandes para quebrar y el brazo militar del CFR de los barones ladrones del globamundi, la Central de Inteligencia Americana, nuestro monitor omnisciente detrás de la pantalla de lectoescribir blogs a lo KodeSubstanz. Erase el mundo y erase 1996 cuando un 22 de octubre Jimmy Goldsmith de Hollinger Co. abogaba por la destitución de la líder paquistaní Benazir Bhutto quien dimite acusada de corrupción por la oposición política un 5 de noviembre al cargo de primer ministro, hablamos de la misma política que tras ocho años de exilio en Dubai de los Emiratos Arabes y Londres, fue asesinada a balazos o por una bomba el 27 de diciembre de 2007, al año siguiente su marido Asif Ali Zardari llegó a la presidencia de Pakistán cuando recrudecían las maniobras militares de la coalición angloamericana en la frontera afgano-pakistaní. Todo eso en Pakistán, el país de los cien mil minerales estratégicos; en la Afganistán de los hidrocarburos se produjo la caída de Kabul a manos talibanes (los mismos que no pudieron resistir apenas unos dos meses a la invasión de George W. Bush un lustro luego) y la ejecución del ex-presidente Mohammad Najibullah a fines de septiembre del ’96 en la Embajada de la ONU, donde había estado escribiendo sobre la geopolítica del siglo XIX en su patria. Najibullah fue el opositor al Gobierno Mundial asesinado en la cosecha 1996 de muerte que este realiza todos los años a quienes no se acoplan a sus decisiones y mandatos de supremacía globalista. Detrás de los asesinos mutiladores talibanes estaba el ISI paquistaní, que también estaría tras las operaciones de aviones chocando contra rascacielos neoyorkinos, y el ISI fue creado por el MI-6 británico cuando Pakistán nacía en 1947 y Gandhi moría en 1948 (la cosecha de ese año tras la creación del Estado de Israel).

Najibullah condecorando afganos socialistas

Najibullah condecorando afganos socialistas

Las ejecuciones del talibán fueron aplaudidas por los ejecutivos de UNOCAL Co, empresa constructora de los gasoductos y oleoductos. Dicho movimiento talibán fue creado a comienzos de los años ’90 por el entonces embajador británico en Paquistán sir Nicholas Barrington, y por Jimmy Goldsmith del servicio de inteligencia MI-5, los gastos pagados por las ventas de heroína y las petroleras Delta de Arabia Saudita y la UNOCAL americana, con apoyo logístico del ISI paquistaní ascendió a la palestra internacional el Mulá Omar, lector del Corán y persecutor de los infieles y los drogadictos que en el mundo son, el que prohibiría las maquinitas de afeitar, la TV satélital y el fútbol occidental, el que les pondría velo a todas las mujeres hasta que racimos de bombas liberadoras estadounidenses comenzaran a caer trocando violencia de género por violencia de imperio.

A Najibullah lo asesinaron junto a su hermano aquel 27 de septiembre y a instancias de otros dos hermanos londinenses, los Goldsmith, partícipes ellos del reavivamiento de Los Hijos del Sol, un movimiento New Age parisino apadrinado por el multimillonario Sadruddin Aga Khan, ligado a la inteligencia francesa y miembro activo del Club de las Islas y otras antillas holandesas donde Warren Buffett y Bill & Melinda Gates vuelcan sus excedentes para comprarse después otras del Egeo, malditos hijos de los que quieren en el monte Moriah levantar el Tercer Templo de Jerusalén previa destrucción de la mezquita Al Aqsa. Y ahora resulta que ellos los talibanes nombran nuevo jefe porque como no se había dado la noticia de la muerte hace 2 años largos del mulá ellos no se habían enterado del deceso y por tanto no necesitaban establecer una linea sucesoria, raro fallo de organización interna o quizá los controladores nos subestiman y ahora tienen que hacerlos reaparecer para pelear contra el enemigo ruso como antaño. Los chechenos ya no resultan útiles como hace 15 años y los globalistas y su padre Lucifer dan asco hasta morir, tienen un libreto pésimo como el de la muerte de Bin Laden y el de los videos del doble que lo interpretaba cuando vivo, todos lo creen o más bien poco les importa. Hoy vi una delegación de bibelforscher enorme avanzando sobre la población, la población los atacará, se traicionarán ante las autoridades políticas entre todos y finalmente vendrá el fin previa irrupción de un imparable a diestra y siniestra Gobierno Mundial.

Ese Gobierno Mundial al que todos recurrirán cansados de tanta guerra, caos y desorden que suelen promover entre Rusia y Ucrania, entre Venezuela y Guyana, Grecia y Alemania y entre Palestina e Israel, para lograr sentar a las partes a someterse al Leviathan con el sucesor de Ban Ki Moon o con En-Ki-Earth; pero el Gobierno Mundial es el peor enemigo de una humanidad libre y pancomunitaria para poder decidir lo que le pueda garantizar futuro, sin esclavitud total a la cornucopia usurpadora del planeta de los 4.500 millones de años, sin que nos ocurra lo mismo que le sucedió a todos los trilobites que en el mundo fueron.

———————————————————————–

la Bestia EUA cambia de idioma, se mexicaniza

Anuncios