Los soberanismos serán cosa del pasado cuando emerja imparable el Gobierno Mundial de todos nuestros máximos dirigentes simiiformes lampiños. No va a funcionar, no habrán Paz ni Seguridad!!!

Con miles de deportados e inmigrantes que invaden Europa como no se veía desde el siglo IV de las Grandes Invasiones, expulsados por la guerra de los perros estadounidenses Obama y Biden junto al gran danés Rasmussen, brazitos de estiércol armados del CFR, el Bilderberg, la Chatham House (RIIA) y la Trilateral Commission de todos los grandísimos atlantes y mutantes hijísimos de la gran puta savia genética que los parió.

Sociedad Abierta de la Open Society, por un agujero negro escurridero George Soros desmaterialízate junto a tu imbécil Open Society, húngaro sionista y judío americano hijo de la dravídica trinidad y padre nunca reconocido por las agencias internacionales de noticias del Sector Derecha y sus neonazis hijos bobos en Ucrania.

Y un 4 de septiembre de 476 d.C hubo unificación del Imperio Romano, al jurarle los generales-usurpadores en occidente lealtad al emperador bizantino, un tal Flavio Zenón. Por el ínfimo tiempo que la unificación perduró; Roma desapareció luego para siempre. Así mismo como desaparecerá el aún increado gobierno unificado de la United Nations, sus reales bestias de Inglaterra y todos los banqueros del mundo entero.

The Book of Souls (2015)

The Book of Souls (2015)

4 de septiembre es la fecha no de la secretaria de la oficina del papeleo infinito de la nada misma, es la fecha del libro de todas las almas perdidas desde tiempos ya inmemoriales. Que en el horizonte de sucesos 2-dimensional borde y frontera del espaciotiempo se recuperen del engullido 3-dimensional hologramático en el que continúan por hades y seol in eternum.

Otra circunvalación a nuestra estrella y van 4 desde septiembre de 2011, estamos en la misma posición del engranaje cíclico de los flujos gravitacionales sin rozamientos, sin calderas, sin aceite y siquiera fotones impulsando las órbitas y eclípticas planetarias que no han de detenerse tras eones por vix motrix emanada del sol a decir de Johannes Kepler. Prueben fabricar algo así gusanos financistas de los gobiernos humanoides sin remedio alguno y sin solución de continuidad al siglo XXVI. Prueben solo para volver y volver a fracasar una vez más, condenados infradotados.

————————————————————————————-

Entre los años 235 y 285 Roma estuvo sumida en un periodo de anarquía y guerras civiles. Esto debilitó las fronteras. Los germanos, en busca de nuevas tierras, se desplazaron hasta la frontera norte del imperio. Los emperadores de la época permitieron la entrada de los germanos bajo dos condiciones: debían actuar como colonos y trabajar las tierras, además de ejercer como vigilantes de frontera. Sin embargo, esta pacificación terminó cuando Atila, el rey de los hunos, comenzó a hostigar a los germanos, que habían invadido el Imperio. Luego de la retirada de los hunos, las tribus bárbaras se establecieron en el interior del imperio: los francos y burgundios tomaron la Galia; los suevos, vándalos y visigodos se asentaron en Hispania; los hérulos tomaron la península itálica tras derrotar y destituir al último emperador romano, Rómulo Augústulo (476). Posteriormente, los hérulos se enfrentarían a los ostrogodos, saliendo estos últimos victoriosos, y haciéndose con el control de toda la península itálica. Cabe destacar que, si bien los germanos no eran muy desarrollados culturalmente, asimilaron muchas de las costumbres romanas, formando así la cultura europea que originó la actual cultura occidental.

expansion de los germanos, sus haplotipos, etnia antropoide, arqueomitologia y linguistica en futhark

expansión de los germanos, sus haplotipos, etnia antropoide, arqueomitología y lingüística en alfabeto futhark

Después de los siglos dorados del Imperio romano (período denominado Pax Romana, siglos I al II), comenzó un deterioro en las instituciones del Imperio, particularmente la del propio Emperador. A consecuencia de las malas administraciones de la Dinastía de los Severos, en particular la de Heliogábalo, y tras la muerte del último de ellos, Alejandro Severo, el Imperio cayó en un estado de ingobernabilidad al cual se le denomina crisis del siglo III. Entre 238 y 285 pasaron 19 emperadores, los cuales —incapaces de tomar las riendas del gobierno y actuar de manera concorde con el Senado— terminaron por situar a Roma en una verdadera crisis institucional. Durante este mismo período comenzó la llamada invasión pacífica, en la cual varias tribus bárbaras se situaron, en un principio, en los limes del Imperio debido a la falta de disciplina por parte del ejército, además de la ingobernabilidad producida en el poder central, incapaz de actuar en contra de esta situación. Por otro lado, las guerras civiles arruinaron al Imperio, el desorden interno no sólo acabó con la industria y el comercio, sino que debilitó a tal punto las defensas de las fronteras imperiales que, privadas de la vigilancia de antaño, se convirtieron en puertas francas por donde penetraron las tribus bárbaras. Tras una breve «estabilización» del Imperio, en manos de algunos emperadores fuertes como Diocleciano, Constantino I el Grande y Teodosio I, el Imperio se dividió definitivamente a la muerte de este último, dejándole a Flavio Honorio el sector de Occidente, con capital en Roma, y a Arcadio el sector Oriental, con capital en Constantinopla.

que toda colaboración de prestamistas y derivados a futuro solo puede desplazarnos e introyectarnos en Mad Max, porvenir de nuestra progenie y descendencia

Anuncios