Etiquetas

, ,

En diciembre vamos a legislar y a partir de 2016 nos obedecerán, menos los kirchneristas insanos que vía Cristina Fernández de Kirchner mandan producir más y más toneladas de carbón mineral en Río Turbio, Patagonia argentina, los chinos, los rusos, los indios y los que se quieran plegar. Se nos promete la panacea revolucionaria para contrarrestar el industrialismo de Pandora in a Box que la misma Inglaterra desató a mediados del siglo XVIII elevando la densidad poblacional y el flujo productivo de máquinas, materiales y extracciones de los recursos naturales; son solo cantos de sirena para despoblar y retroceder en nuestras capacidades de expansión, las sirenas de los medios ululantes meten ruido y promueven al cirujeo verde de los cartones de papel celulosa reciclados como se reciclan la sangre y los órganos biopolímeros en nuevos cuerpos dóciles a grandes riquezas multinacionales dadores de su fuerza de trabajo asalariada alienada por comida y un rastreador smartphone y smartband que nos controle y permita hacer footing en los cortos períodos de ocio que se nos brinde, estando geolocalizados y cuantificados en pulsaciones y gotas de sudor.

Se nos promete un desarrollo sustentable sin investigación en nuevas tecnologías no devastadoras mientras los hidrocarburos, metales y piedras preciosas de diamantino carbono decrecen. Se nos promete una revolución en materiales que solo consiste en apagar las fumarolas del industrialismo y poner cadena y candado a sus herrumbrientas puertas de antaño, a replicar en casa con impresiones 3d todo lo que las grandes marcas y su copyright de patentes sinfín nos brindarán por los archivos de la inforeplicación, a pagar desde el limbo confortable y la comodidad de GooglePay, ApplePay o SamsungPay, elija usted cual le viene mejor si hay que tomar de este veneno y no del otro farmacoplegado, se nos promete ocio y miseria mirando pasar el tiempo frente a una pantalla amoled con el videojuego sobre la V Guerra Global entre los mutantes del Indoirán y los héroes del british style civilizador que repara el ADN mutante. Se nos propone el caos que las elites dan a sus subordinados cuando estos solo generan el caos de los cambios de época que escapan al humano control, se nos invita a un paraíso postindustrial bajo pretexto de exterminio climático infernal y sideral con temperaturas que nos van a deshidratar si seguimos quemando hulla y alquitrán. Así que si estamos en el eón Fanerozoico (vida visible) desde hace 542 millones de años, en su era Cenozoica (vida nueva) desde que se murieron los dinosaurios hace 65,5 millones, período cuaternario neozoico comenzado en 2.588.000 años atrás, y subperíodo holoceno comenzado hace 11.784 años con clima benigno y templado; bien, pronto lo dejaremos todo atrás para vivir el next posthuman life ecological survivor en el amor de todos nosotros con tigres de bengala y ositos panda de la WWF de Felipe de Edimburgo, la corona sueca y danesa y la encíclica ni de coyas ni de mayas quiché Laudato Si alabado seas forever Luciferis. La antropogenia del cambio climático solo está en sus megalómanas pretensiones mentaloides de incidir en el orden cósmico o bioplanetario sin el permiso del Hacedor, pobres presumidos sapiens sapiens, vayan five o’ clock a tomarse otra tacita de té de Ceylan que esa es su más respetable actividad en las tardes londinenses frente a su geoestrategia misma de siempre, mirando al cielo celeste si la omnipresente llovizna y niebla gris se los permite.

Gorillini decimonónico de Britania

Gorillini decimonónico anglicano-episcopaliano del corretaje de seguros de la Britania of the apes

érase mioceno alguna vez cuando los primeros simiiformes de Britania surgieron

érase mioceno alguna vez cuando los primeros simiiformes de Britania surgieron

μείων καινός (mioceno) en Neógeno I de hace 23,03 millones de años a 5,332 millones de años atrás

μείων καινός (mioceno) en Neógeno I de hace 23,03 millones de años a 5,332 millones de años atrás

Dracaena cinnabari hijo del mioceno

Dracaena cinnabari hijo del mioceno

par de idiotas angloamericanos del género Homo durante el Holoceno (que termina bajo fuego termonuclear)

par de idiotas angloamericanos del género Homo durante el Holoceno (que termina bajo fuego termonuclear)

y una especie selvática carente de oligofrenia y con mayor sabiduría ante los fenómenos propios de la biología

y una dupla de especie selvática carente de oligofrenia y con mayor sabiduría ante los fenómenos propios de la biología

Semiosis de Joe Stiglitz, presunto converso a la altermundialización (año 2009):

Santa Claus de todo Occidente fustigando aquello de lo que siempre formó parte activa (la inacabada arquitectura financiera angloholandesa), concede entrevistas a los mass media operando sobre entendimientos que no disciernen la diferencia de fuerzas físicas contrapuestas de otras yuxtapuestas en procesos socioeconómicos: habla del deber de trabajar contra la pobreza y el cambio climático en forma simultánea. Pero son fuerzas contrapuestas apagar chimeneas y cerrar fábricas tipo Revolución Industrial II a un mismo tiempo que salvar la flora intestinal y la fauna humana que padece hambre, más hambre y más hambre en un creciente número de integrantes de la especie de la cual Stiglitz porta y comparte código en cadenas helicoidales conformando sistema límbico y neocortex, tan idéntico al varias veces milmillonario conjunto de condenados de la Tierra, que busca reducir en cantidad con el humanitario fin de que sus estómagos no crujan día tras día en siemprelomismoes (nuestra lúdica y primitiva realidad existente). Si hablara claro en tono genocida con recursos idiomáticos de medievalista juglaresco, diría: las posibilidades de consumo del siglo XX han quedado atrás para siempre, el petróleo y el carbón mineral se agotan, lo que se ajusta se ajusta por unidades de barril petrolero disponibles y por ende el consumo mediante dólares ha sido irresponsable, como ustedes que no cesan de reproducirse a la septuagésima potencia de lo que es posible en todas las meióticas de una colonia de conejos sanos y adultos, el mundo es FINITO y prefiero lo disfruten los de mi estirpe davídica por sobre ustedes los asnos. Entonces propone y predice, propone emitir papeles que financien el cambio tecnológico ecologista del tipo Derechos Especiales de Giro para quienes apuesten a biocombustibles y plásticos orgánicos y hardware informático bajo consumo, y mientras esto reduce pobres y otros juntalatitas, botellitas PET y cartones, propone castigar a los emisores de CO2 que irresponsablemente siguen emitiendo -los países centrales industrializados- en base a fósiles y otros cuerpos químicos perecederos: a mayor emisión descontrolada mayor reparación económica sacrificando vidas consumistas tendrán que oblar bajo severa vigilancia de la Organización de Naciones Unidas por el Retorno al Calcolítico holocénico Neógeno plurinacional y mundialista, todo en un mercadeo de bonos y acciones a 80 U$S la tonelada de dióxido de carbono. La crisis financiera del 2007 comenzó por la deuda incobrable de hipotecas, mercado inmobiliario y préstamos de los paquetes de préstamos de arrolladitos y niños envueltos de préstamos anteriores haciendo palanca, si el descalabro hubiese sido mentado solo por la fracción que complota contra sí misma a largo plazo mientras en el mediano se queda con el aún más reducido poder y propiedad por sobre fondos y bancos de inversión, calificadoras y agencias internacionales de circuladoras, centri-fugadores y otros lavados de capital y demás fluídos de valores aritméticos, si la implosión estuviese programada por quienes saben simular pánicos financieros y corridas monetarias, entonces el actual desempleo que ha llegado para quedarse se condice con aquello que Stiglitz predice: el fin de la hegemonía del dólar, el acabose del reinado efímero del consumo sin frenos por grandes mayorías y la vida cómoda y plena de abundancias que solo una minoría siempre vivió alimentando el deseo, ilusión y frustración de clases trabajadoras que tiraron el muro para aplastar al marxismo que los entretuvo trabajando y engañados hasta 1989; ya no hay negocio en la producción y el consumo aunque industrialistas, desarrollistas, regionalistas y proteccionistas y nacionalistas insistan tercamente en sostener lo contrario, lo hemos de remplazar ordenada tanto como desordenadamente en una inevitable corriente torrentosa contra la moneda de reserva de valor e intercambio mundial que nos devuelva la Europa feudal perdida hace siglos y sus rudimentarios, supersticiosos de la Información e hiperconectados ignorantes siervos de la Globamundi Terram, el más duro y pertinaz trabajo de la planificación Sionista para que los mansos y pobres de espíritu hereden la tierra, para trabajarla y regarla en honor a señores que puedan trocar los instrumentos financieros por castillos del siglo XXI, plantadíos y zoológicos de gran extensión (antes países) y territorialidad, trocar tiempo en operaciones bursátiles por espacios en n-dominus subcontinentales y una corte de transgénicos felones, bufones y toda clase de asesores para mejor estrategia de la mancomunidad y demás inútiles serviles.

Ha llegado la hora de que el 1er mundo descienda, que pague por tantos atropellos al ecosistema, osos panda y otras deidades biológicas; nos han contado el relato no bíblico del cambio climático y lo hemos creído: prefacio para que 6.500 millones de infantes mentales nos vayamos a dormir el largo sueño y no sigamos con las rabietas y destrozos en el Jardín de nuestros mayores, para preservar el parque del reencuentro con nuestros ancestros los gusanos anélidos ¿Cuántos cientos de miles de dólares tendrá que tributar mi biznieto en 2110 por la tonelada de metano de sus vaquitas camperas y propias flatulencias? ¿cuántas bolsas de basura orgánica tendrá que revolver el mendigo que en 2020 intente sobrevivir para que ello termine ocurriendo, para que la descendencia termine al mundo viniendo? vástago de su plebeya bisabuela, abuela de dux y madre de colono terrateniente en esa movilidad ascendente que nos espera en Novus Ordo Seclorum.

El templo de Gaia y sus griegos catholicus, latinos protestantes y angloparlantes paganos y metodistas-congregacionistas

El templo de Gaia (Erdentempel) y sus griegos catholicus, latinos protestantes y angloparlantes paganos y metodistas-congregacionistas

Gorillini de Britania land of apes II

Gorillini de Britania land of apes II

Anuncios