Etiquetas

, ,

Somos el subproducto del error y pecado prehistórico de Noé (Noah, Ziusudra, Utnapishtim, Atrahasis). Quiso matarnos a todos y no pudo filma y relata Darren Aronofsky; viendo la maldad y animalidad humanas en contraposición a la inocencia de los animales, tratando de obedecer los designios de Enki o Yahvé, siéndole fiel desde su interpretación intenta y no puede y no logra asesinar a sus nietas gemelas y estirpe eurasiática y protosemítica con sendas dagas… no pudo porque el creador no se lo permitió.

Noah

Noah

En tiempos antediluvianos, cuando no había sumerios, ni ruedas, ni escritura, solo había puñados de clanes tribales belicosos del neolítico practicando la metalurgia, domesticación de bueyes y la alfarería, cuando el calendario hebreo a futuro contaba con apenas una o dos centurias.Arca de Noé

la monogamia constitutiva de nuestra subespecie sapiens sapiens

la monogamia constitutiva de nuestra subespecie sapiens sapiens (y la poligamia tiene sus ventajas que es jugar el libre juego de nuestra animalidad) y se derrama meiótica fosfatasa para placer de los eróticos

la guerra permanente perpetua violencia partera de toda la Historia de nuestra subespecie sapiens sapiens

la guerra permanente perpetua violencia partera de toda la Historia de nuestra subespecie sapiens sapiens (la endoguerra y la exoguerra es ese libre juego casus belli también) y se derrama biótica hemoglobina de 64.000 g/mol (64 kDalton) para placer de los tanáticos

De Jafet nos los caucásicos, de Sem todos los semitas, de Cam los espantosos de raza negra, los chinos y mongoles no tienen ancestro patrilineal.

Y sí, la respuesta a los mosquitos hematófagos en el Arca es que son útiles para diversificar el genoma humano non-last universal common ancestor, lo que se logra con los milenios picadura tras picadura. Aunque es mito y timo lo que digo pues los hematíes bicóncavos no poseen núcleo celular ni mitocondrias en humanos y demás mamíferos. Ergo no sabemos porque entraron mosquitos junto a quirópteros (murciélagos vampiros), y pingüinos (spheniscidae con sus 6 géneros y 18 especies no extintas) que viajaron miles de kilómetros para la salvación. Para hemoglobina oxi-reductasa de la población por malaria suponemos que no. Cuando el médico y escritor Michael Crichton escribió Jurassic Park estaba en lo cierto respecto del ADN de grandes saurios en fósiles de mosquitos conservados en ámbar de resina de gimnospermas fosilizada. No se aplica, misterio mediante, a todos los monotremas, marsupiales y placentarios que surgieron a fines del mesozoico.

 Eritrocitos en sangre en vertebrados (con y sin nucleocromatina)

Eritrocitos en sangre en vertebrados (con y sin nucleocromatina)

soponcio para las bestias y mosquitos que acudieron

soponcio para las bestias y mosquitos (dípteros nematóceros) que acudieron

Murió en Aleppo, Siria en 1876 el asiriólogo británico George Smith, él todo un experto en acadio y caldeo que leyó y transcribió el poema épico de Gilgamesh rey de Uruk I del siglo XXVII a.C, él descifró para 1873 el cuneiforme sumerio que narra la historia del diluvio universal que también narran la Torah Pentateuco, la Septuaginta y la Vulgata. George Smith transliterador y filólogo de las tablillas de Nippur aúna a Champollion decodificando Rosetta en jeroglíficos egipcios y a Schliemann desenterrando la tecnología del Bronce en la máscara de Agamenón en la Micenas de los aqueos.

Izdubar en conflicto con un león

Izdubar en conflicto con un león

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Diluvio Universal o solo mediterráneo oriental y meridional europeo puede haber ocurrido hace unos 8.000 o 9.000 años atrás durante el neolítico en la mesopotamia (entre el Tigris y el Éufrates) y en el valle del Nilo. Ahí emerge no muy lejos de Eridu la figura de Noé o Ziusudra preparando la fortaleza inexpugnable de madera aún inhallada, para preservación de las especies terrestres ante las inclemencias del agua. Pero como sabido es que la madera si no fosiliza se pudre, nada se puede probar al respecto de su histórica materialidad. Entre otras hipótesis una que se va muy atrás en el tiempo sostiene que las grandes inundaciones, maremotos y tsunamis junto a lluvias torrenciales, conjunto que hizo perecer a una gran masa de hombres fue hace unos 70.000 años cuando la catástrofe de Toba y cuando habían tres especies o subespecies homo: la sapiens sapiens recién desperdigada por Eurasia, la todavia presente y luego extinta Neanderthal en el Pleistoceno Tarantiense hasta hace unos 30.000 años por los bosques europeos, y la subespecie homínina sapiens idaltu con su cultura, lenguaje, conocimientos y desconocimiento por parte nuestra de sus características mas primordiales anatómico-fisiológicas. Baste agregar que tales extinciones volcánicas o glaciales o por el Diluvio mismo no están probadas ni en capas sedimentarias estratigráficas, ni en análisis por datación de radioelementos ni por procedimiento alguno paleontológico; así es como el mito en principio cuatrilineal se extiende sin mayores explicaciones a otras culturas muy dispersas en geografía y tiempo. La enigmática época cuenta en caracteres cuneiformes hallados en Nibru-Enlil del sumerio Ziusudra que tras la devastación reconstruye la vida en su hábitat en Dilmun (Edén). Le sigue el poema en acadio de todos los asirios Atrahasis en donde carne de dioses nos conforman y luego el protagonista debe sortear la ira de Enlil con la ayuda benevolente de Ea en una desconcertante narración sobre la eugenesia anticonceptiva demográfica de los dioses semítico-mesopotámicos. Noah el hebreo del Tanaj, de los yahvistas y de la casta judaica sacerdotal aarónica, Noah era hijo de Lamec, hijo a su vez de Matusalén, que era hijo de Enoc, todos hijos de Set tercer hijo de Adán el primer hombre. A Noah YHWH Elohim le encarga la construcción del arca de madera de cipreses sabiendo que Noah por justo, virtuoso en su firmeza donde apoyarse y descansar, por consuelo para los hombres y para su hacedor cumpliría con el mandato sin aflojar, la humanidad infecta y purulenta de violencia no se suprime completamente, existe un reinicio y volver a empezar. En la Epopeya de Gilgamesh el héroe de los caldeos es Utnapishtim, la historia se repite con ligeras variaciones de paisajes y nombres montañosos donde el monte Nisir remplaza a Urartu.

Y los griegos micénicos o posteriores dicen que Enlil se llama Zeus, Enki hace trampa pero es benefactor y se llama Prometeo, Noah se llama Deucalión hijo del que robó el fuego para los hombres y su esposa se llama Pirra, hija de Pandora. Los germanos nórdicos llamaban Loki a Prometeo. Los chibchas-muiscas de la zona de Colombia y el caribe en Sudamérica llamaban Chibchacún al que se cansa de los hombres ruines, sus mujeres e hijos y los ahoga, los extermina de buena gana. Los araucanos con serpientes antagónicas, los mayas, los mexicas, los incas con masacre de los gigantes, los guaraníes, cuentan siempre de las maneras más diversas cada pueblo a su manera que las aguas todo lo cubrieron y el mundo se limpió para continuar ¿pero quién Diablos se los contó por transmisión y tradición oral? Habrá sido Ahrimán el cuentista y mentiroso legendario en toda la Media y Persia, el Indoirán y el Indostán; se los habrá contado con sus mil lenguas de fuego que prepara para la siguiente destrucción porque le causamos asco y repugnancia a su fino, superior, evolutivo paladar.

si Alfred Russel Wallace dice que Noe proviene de un paranthropus con cresta occipital proviene de un simiesco antro y la unidad de seleccion asi lo demuestra (dead un 7-nov de 1913)

si Alfred Russel Wallace dice que Noé proviene de un paranthropus con cresta occipital proviene de un antrosimiesco parental y la unidad de selección así lo demuestra (Wallace dead un 7-nov de 1913)

 

Xibalbá (el Inframundo maya), Clint Mansell

Teología-mitología en la mentalidad cristiana del siglo XXI:

El que tiene el dominio absoluto del mundo vía poder económico-financiero, político y militar es el pérfido como ninguno Satán el inicuo; el que vive desinteresado por su obra o decepcionado por nosotros y alejado y sin intervención ninguna es Dios. Dioses del Olimpo en una mente materialista de estos tiempos, pseudocristianismo así como otros creen sin mejores argumentos en dioses nórdicos indoeuropeos y escáldicos. Pero ¿de dónde obtiene un cerebro educado en tradiciones católicas del trinitarismo credo de Nicea que somos mascotas evolutivas, más bien mascotas creativas de esos dioses antropomorfos? Arquetipos jungianos no valen ni cuentan. Solo cuaja con una hipótesis de los antiguos arqueocosmonautas y no tiene más sostén que en ello mismo.

Anuncios