Etiquetas

, ,

Para finalizar 2015 y dado que el blog es recursivo y se pierde en denunciar la antipatria por excelencia del gobierno mundial ONUj constructo, vale recordar a un patriota del intelecto muerto lamentablememte, (siempre es antes de tiempo para nuestro gusto aunque siempre sea en el tiempo) Eduardo Galeano, en algunos relatos cortos de su último mejor libro año 2008 era cristiana, porque una cosa es la furia apátrida que nos puede envolver y otra cosa es la verdadera percepción conforme nuestra lucidez encefálica, de las mentiras que nos inventan los patriotas para creerse que cuando tengan el poder político, económico y militar harán ejemplo, harán estela, harán escuela y en el tiempo por siempre serán, cuando solo preguntando por Francisco Pi y Margall de la Primera República Española asentirán y el más puro desconocimiento y seguirán cual si fuera lo importante que lo son y serán estos últimos años que nos han tocado en gracia (y claro si esa vieja república no duró ni dos años en la vuelta a la calesita estelar con la que se nos convida). Nihilismo ante patria, globalización y especie humana, nihilismo con Cristo a la sazón y hasta el fin de los tiempos y la exponenciación de los desacuerdos. La república no expira si subsiste en el reino, luego el cambio digitado desde Londres y el Hotel Bildeberg de un Borbón que caza elefantitos indefensos -Juan Carlos I- por otro más noble que vuelve doncella a Letizia la periodista plebeya -Felipe VI-, revistas pal corazón endovenoso ese que no nos late de amor sino para bombear el pigmento oxigénico que nos da la vida y hematíes de color. Con los Austrias Felipe I, Felipe II, Felipe III, Felipe IV, estábamos mejor, había Cervantes, Calderón, Lope de Vega y Siglo de Oro para rato.

Patria y nos mintieron otra vez mas, la Roma de los Padres (patris). No hay soberanía frente a imperium, hay dominación de unos sobre otros mandriles haplorrhinidae.

Mandrillus sphinx (el tatarabuelo de Meroveo de todos los francos)

Mandrillus sphinx (el tatarabuelo de Meroveo de todos los francos)

y su sombra, su hembra señora esposa ancestral matrilineal de Clovis rey de los francos

y su sombra, su hembra señora esposa ancestral matrilíneal de Clovis rey de los francos (por lo que se deduce de marcadores de retrotransposón que siempre lleva encima)

Europa central en la Edad Media (Neustria bordeada en naranja)

Europa central en la Edad Media (Neustria bordeada en naranja)

La Patriae inexistentis en Francia Orientalis y en el ducado donde el dux militaris de Franconia. La Patria es otro cuento, los antipatria ácratas creados por Londres son el contracuento de toda esta maldad del servo arbitrio en el que estamos y a su alteza real y majestad rindiendo culto de los siglos precedentes. Es Historiae Augustae.

Sigeberto I (535-575) del clado de los merovingios

Sigeberto I (535-575) del clado de los merovingios

 

———————————————————————————————-

La fuga del gusano chino: (acerca de ese imperecedero concepto llamado Patria)

… en las rutas de la seda ya no acechaban tantos enemigos temibles, pero perdía la cabeza quien sacara de China semillas de morera o huevos del gusano hilandero.
En el año 420, Xuanzang, rey de Yutian, pidió la mano de una princesa china. Él la había visto una sola vez, dijo, pero desde entonces la había seguido viendo noche y día.
La princesa, Lu Shi se llamaba, le fue concedida.
Un embajador viajó a buscarla.
Hubo intercambio de regalos y hubo interminables agasajos y ceremonias.
En cierto momento, cuando pudo hablar a solas, el embajador contó a la princesa las angustias del marido que la esperaba. Desde siempre Yutian pagaba con jade la seda de China, pero ya poco jade quedaba en el reino.
Lu Shi no dijo nada. Su cara de luna llena no se movió.
Y se puso en marcha. La caravana que la acompañaba, miles de camellos, miles de tintineantes campanillas, atravesó el vasto desierto y llegó a la frontera en el paso de Yumenguan.
Unos cuantos días llevó la inspección. Ni la princesa se salvó de ser registrada.
Por fin, después de mucho andar, el cortejo nupcial llegó a destino.
Sin decir palabra, sin gesto alguno, había viajado Lu Shi.
Ella mandó que todos se detuvieran en un monasterio. Allí fue bañada y perfumada. Al son de la música comió, y en silencio durmió.
Cuando su hombre llegó, Lu Shi le entregó las semillas de morera que había traído escondidas en su cofre de medicinas. Después le presentó a tres doncellas de su servicio, que no eran doncellas ni eran de su servicio. Eran expertas en artes de sederías.Y después desprendió de su cabeza el gran tocado que la envolvía, hecho de hojas de canelo, y abrió para él su negra cabellera. Ahí estaban los huevos del gusano de la seda.
Desde el punto de vista de China, Lu Shi fue una traidora a la patria donde nació.
Desde el punto de vista de Yutian, fue una heroína de la patria donde reinó.

Fotos: (fotones en fuga o instantones del tiempo)

Otra bandera de la victoria (romana)

Berlín, Reichstag, mayo de 1945.
Dos soldados plantan la bandera de la Unión Soviética en la cúpula del poder alemán.
Esta foto, de Evgeni Jaldei, retrata el triunfo de la nación que más hijos perdió en la guerra.
La agencia Tass difunde la foto. Pero antes, la corrige. El soldado ruso que tenía dos relojes pasa a tener uno solo. Los guerreros del proletariado no andan saqueando cadáveres.

El otro hongo (plutonio-239 nuclear nunca micótico)

Tres días después de Hiroshima, otro avión B-29 vuela sobre Japón.
El regalo que trae, más gordo, se llama Fat Man.
Los expertos quieren probar suerte con el plutonio, después del uranio ensayado en Hiroshima. Un techo de nubes tapa a Kokura, la ciudad elegida. Después de dar tres vueltas en vano, el avión cambia de rumbo. El mal tiempo y el poco combustible deciden el exterminio de Nagasaki.
Como en Hiroshima, los miles y miles de muertos en Nagasaki son todos civiles.
Como en Hiroshima, otros muchos miles morirán después. La era nuclear está amaneciendo y una nueva enfermedad nace, el último grito de la Civilización: el envenenamiento por radiaciones que, después de cada explosión, siguen matando gente por los siglos de los siglos.

Fotos: (lichtquantums) Los ojos más tristes en mundo

Nueva Jersey, Princeton, mayo de 1947.
El fotógrafo, Philippe Halsman, le pregunta:
—¿Cree usted que habrá paz?
Y mientras la cámara hace clic, Albert Einstein dice, o musita:
—No.
Según cree la gente, Einstein recibió el premio Nobel por su teoría de la relatividad, fue el autor de la famosa frase: Todo es relativo, y fue el inventor de la bomba atómica.
La verdad es que no le dieron el Nobel por su teoría de la relatividad y nunca dijo la frase ésa. Y tampoco inventó la bomba, aunque Hiroshima y Nagasaki no hubieran sido posibles si él no hubiera descubierto lo que descubrió.
Y bien sabía él que sus hallazgos, nacidos de la celebración de la vida, habían servido para aniquilarla.

Eduardo Galeano. Espejos, Una historia casi universal (2008)

————————————————————————-

Ahora nos queda Paco Ibañez y su recopilación de enormes de antaño como el Arcipreste de Hita o Francisco de Quevedo.

de Juan Ruiz (siglo XIV y tan anacrónico)

de Quevedo maestro del conceptismo

del excelso León Felipe

de Rafael Alberti

——————————————————————————-

Mientras se nos fue otro de los nuestros, como hace 5 años Ronnie James Dio, ahora sin ver el 2016 se nos muere Lemmy Kilmister de Motörhead y a sus 70 vueltas en el carroussel planetario. Nunca iba a ser rey y solo bajista y cantante de hard rock / heavy metal, bebedor, fumador, activo y fuerte bípedo que se deterioró, en el ’67 plomo de Jimmy Hendrix y en 2015 otra víctima más de cuanto comemos, respiramos y cómo hacemos bajo presión permanente todo lo que hacemos: cáncer (presión natural selectiva por categoría darwiniana); aunque así no quede nadie para contarlo.

Lemmy Kilmister (de Stoke on Trent, Inglaterra)

Lemmy Kilmister (de Stoke on Trent, Inglaterra)

Anuncios