Etiquetas

Venecia la Serenísima (Imperio Veneciano del siglo XIII). Baja Edad Media en toda Europa; viajante de comercio o más simplemente mercader

Marco Polo

Marco Polo

Estaba preso, en Génova, cuando dictó su libro de viajes. Sus compañeros
de cárcel le creían todo. Cuando escuchaban las aventuras de Marco Polo,
veintisiete años de viajes por los caminos de Oriente, todos los presos se
escapaban y viajaban con él.
Tres años después, el prisionero veneciano publicó su libro. Publicó es un
decir, porque la imprenta no existía en Europa. Circularon algunas copias,
hechas a mano. Los pocos lectores que Marco Polo encontró no le creyeron ni
una palabra.
Alucinaba el mercader: ¿así que las copas de vino se alzaban en el aire sin
que nadie las tocara, y llegaban a los labios del gran Kan? ¿Así que había
mercados donde un melón de Afganistán era el precio de una mujer? Los más
piadosos dijeron que no estaba bien de la cabeza.
En el mar Caspio, camino del monte Ararat, este delirante había visto
aceites que ardían, y había visto rocas que ardían en las montañas de China.
Sonaba por lo menos ridículo eso de que los chinos tenían dinero de papel,
billetes sellados por el emperador mongol, y barcos donde navegaban más de
mil personas. Sólo carcajadas merecían el unicornio de Sumatra y las arenas
cantoras del desierto de Gobi, y eran simplemente inverosímiles esas telas que
se burlaban del fuego en los poblados que Marco Polo había encontrado más
allá de Taklinakán.
Siglos después, se supo:
los aceites que ardían eran petróleo;
las piedras que ardían, carbón;
los chinos usaban papel moneda desde hacía quinientos años y sus buques,
diez veces más grandes que los buques europeos, tenían huertas que daban
verduras frescas a los marineros y les evitaban el escorbuto;
el unicornio era el rinoceronte;
el viento hacía sonar las cumbres de los médanos en el desierto;
y eran de amianto las telas resistentes al fuego.
En tiempos de Marco Polo, Europa no conocía el petróleo, ni el carbón, ni el
papel moneda, ni los grandes buques, ni el rinoceronte, ni las altas dunas, ni el
amianto.

Eduardo Galeano, Espejos. Una historia casi universal (2008). Sobre Polo y sobre qué no inventaron los chinos antes de ingresar a la Organización Mundial de Comercio previos acuerdos entre Nixon y Mao Tse-Tung (y Henry Kissinger por el partido de los globalistas)

¿Qué no inventaron los chinos?

Allá en la infancia, supe que China era un país que estaba al otro lado del
Uruguay y se podía llegar allí si uno tenía la paciencia de cavar un pozo bien
hondo.
Después, algo aprendí de historia universal, pero la historia universal era, y
sigue siendo, la historia de Europa. El resto del mundo yacía, yace, en tinieblas.
China también. Poco o nada sabemos del pasado de una nación que inventó casi
todo.
La seda nació allí, hace cinco mil años.
Antes que nadie, los chinos descubrieron, nombraron y cultivaron el té.
Fueron los primeros en extraer sal de pozos profundos y fueron los
primeros en usar gas y petróleo en sus cocinas y en sus lámparas.
Crearon arados de hierro de porte liviano y máquinas sembradoras,
trilladoras y cosechadoras, dos mil años antes de que los ingleses mecanizaran
su agricultura.
Inventaron la brújula mil cien años antes de que los barcos europeos
empezaran a usarla.
Mil años antes que los alemanes, descubrieron que los molinos de agua
podían dar energía a sus hornos de hierro y de acero.
Hace mil novecientos años, inventaron el papel.
Imprimieron libros seis siglos antes que Gutenberg, y dos siglos antes que
él usaron tipos móviles de metal en sus imprentas.
Hace mil doscientos años inventaron la pólvora, y un siglo después el
cañón.
Hace novecientos años, crearon máquinas de hilar seda con bobinas
movidas a pedal, que los italianos copiaron con dos siglos de atraso.
También inventaron el timón, la rueca, la acupuntura, la porcelana, el
fútbol, los naipes, la linterna mágica, la pirotecnia, la cometa, el papel moneda,
el reloj mecánico, el sismógrafo, la laca, la pintura fosforescente, los carretes de
pescar, el puente colgante, la carretilla, el paraguas, el abanico, el estribo, la
herradura, la llave, el cepillo de dientes y otras menudencias.

y los fideos spaghetti que Venecia se apropió.

Célula germinal totipotente

Célula germinal totipotente

The Master Brain (AlphaGo de Google DeepMind) juega también Go y le gana en repetidas oportunidades a Lee Sedol

The Master Brain (AlphaGo de Google DeepMind) juega también Go y le gana en repetidas oportunidades a Lee Sedol

Lee Sedol de Corea Sur

Lee Sedol de Corea Sur, campeón mundial

Corea Norte se encabrita en la danza de Shiva y el dios Pan

Corea Norte se encabrita en la danza de Shiva y el dios Pan

La Gran G (Washington y Alexandria ciudades de todos los masones)

La Gran G (Washington y Alexandria ciudades de todos los masones)

Negro imbécil de la UNESCO del New World Order

Negro imbécil de la UNESCO del New World Order

el rol argentino en 2016 por el Status Quo Mundi

el rol argentino en 2016 por el Status Quo Mundi, triste y verdadero lo que CFK nos dejó junto a un pueblo de imbéciles votantes: el subnormal Mauricio Macri

Barack Obama aterrizó en el aeropuerto José Martí de La Habana, con su esposa Michelle y con sus dos hijas, donde fue recibido por el canciller cubano Bruno Rodríguez. Obama se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en 88 años en pisar suelo cubano. Antes de él sólo el republicano Calvin Coolidge había visitado Cuba en 1928

Barack Obama aterrizó en el aeropuerto José Martí (que se revuelve en la nada misma y su tumba) de La Habana, con su esposa Michelle, su suegra y con sus dos hijas, donde fue recibido por el canciller cubano Bruno Rodríguez. Obama se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en 88 años en pisar suelo cubano. Antes de él sólo el republicano Calvin Coolidge había visitado Cuba en 1928

1928 fue ese mismo año en que nació Ernesto Guevara en Santa Fe, Argentina.

Fidel Castro Ruz judío globalista hijo de tu puta madre judía!!!!!!!!!!! Un Gobierno Mundial de gusanos anticastristas randianos del Aynd Rand Institute (ARI, descubran allí a la más bruja y antecesora de Madonna) y otras sanguijuelas a lo Bernstein, Kautsky y socialdemócratas procastristras fabian society postrados al sistema financiero y su venidera moneda virtual dentro de una eSIM en el móvil ARM de nuestros días Windows 10 Mobile en los terminales Lumia de los teléfonos Microsoft para georastreo alrededor de geocercas permanente, en el espíritu verde de la hora del planeta apagada la luz eléctrica y las Naciones Unidas del Lollapalooza Show Business con todos los borregos y corderos bien fumados en la marihuana por California y Soros despenalizada. Son basura de la genética humana en plegados de neocortex sin remedio y les encanta el poder de dominación sobre los otros.

y The Rolling Stones tocan gratis en la Habana, gratis, pues todavía no los inundan en Cuba Libre con ingentes cantidades de papeles verdes orgánicos sin respaldo que no sea en misiles crucero y armas automáticas de grueso calibre y repetición; una burla cruel al pueblo que resistió los embates del invasor desde 1959 hace ya 56 años tanto como al tirano que les prometía la panacea del socialismo para terminar entregándolos a estos acuerdos económicos de hoy entre los servicios turísticos y las multinacionales rapaces que un corno desarrollarán la isla y solo convertirán en consumidores como en Kosovo a una minoría ya dolarizada.rollingstoneslengua

rolling-stones-t-shirts

Anuncios