El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson (un Donald Trump con menos años y tan perfido como ese imperio en Albion)

y siguen asustando con que el enemigo es el kaiser, el sultan, el Che Guevara, el fundamentalismo islamico y ahora es Norcorea, Siria, China y Rusia que no dobla las rodillas como las doblaba el enemigo socialista sovietico. Los criminales, los terroristas, extremistas y luciferistas son ustedes britanicos imperialistas hijos de puta Shiva y la ramera de Israel.

Anuncios