En el final apoteósico, tiránico y esplendoroso del reinado de Alejandro el macedonio, en la previa conquista a Babilonia de todos los persas indoiranios que nunca se consumó, un marino griego llamado Piteas que vivió entre los años 380 y 310 a.C. partió hacia el Norte. Ni geógrafo ni oceanógrafo, contó luego las peripecias en relatos dentro de lo que concibió como En el Océano, el libro perdido en la Biblioteca de Alejandría (quemado en Egipto). Un año de viaje, pasando la península ibérica, Hispania; circunnavegando Britania, determinando la posición del Polo Norte Celeste, viendo la aurora boreal, llegando a lo que se supone Islas Feroe o Islandia, donde los hiperbóreos mitológicos atlantes.

Pythéas navegante-mercader del nórdico

Y midió la circunferencia de la Gran Bretaña, realizó mediciones de índole diversa con la estrella Polaris y contemplando en sucesivos días y noches los mares helados y sintiendo el frío glacial anduvo. Viajó sobre un sistema de propulsión a moléculas de aire y viento, asistido por remos mecánicos de madera cual extensiones de fuertes brazos contra superficies líquidas de mar boreal; sin vapor de agua a presión ni máquinas futuras de Newcomen-Watt. Tiempo estimado de travesía: unos 370 soles.

Entre el 2371 y el 2380 AUC Voyager est (172 episodios entre 1995 y 2001) en el cuadrante δ galáctico entre las 12 hrs y las 3 hrs geométricas, a unos 70 mil años luz de la Tierra y retornando en Odisea interestelar durante unos 75 años luego a 7 años reducidos.

Citas referentes de autores posteriores:

Diodoro Sículo
Plinio el Viejo
Estrabón
Marciano emperador
Apolonio de Rodas
Gémino de Rodas
Polibio historiador
Eratóstenes
Posidonio
et Hiparco de Nicea, hacedor de latitudes paralelas y meridianas longitudes

Anuncios