-La serie original fue filmada en los años sesenta del siglo XX. Entre 1966-69.

-El motor Warp fue diseñado y fabricado en la década del ’60 del siglo XXI por el ingeniero Cochrane. En 2063 ocurre y después de la III Guerra Mundial contactan con los de Vulcano.

-La Federación de Planetas Unidos (a la manera de la ONU) comienza en 2161, ergo los ’60 del siglo XXII.

-Los episodios de Spock y el capitán Kirk transcurren en la Enterprise NCC-1701 durante la década del ’60 del siglo XXIII en la Tierra.

-La serie The Next Generation tiene como cronología la década de los ’60 del siglo XXIV, cien años con posterioridad a la original.

-Las series DS9 y Voyager están situadas en espacios muy distintos y lejanos de la década del ’70 del siglo XXIV.

-La posterior serie Enterprise acaece o transcurre en los años ’50 del siglo XXII

-La próxima inminente aunque demorada al 24 de septiembre y en estreno serie 2017 Discovery ocurrirá durante la década del ’50 del siglo XXIII

Nova Jórvík siglo XXIII

La ONUj siglo XXIII (años 2215-2216)

La década del ’60, y en rojo: la gran mancha-tormenta roja joviana por Robert Hooke descubierta en 1664 (el ’60 del XVII), Kepler 186-f * como Gran Marte (rojizo en una estrella enana roja) a 492 lyears o layers de la cebolla cósmica de cuántico espacio-tiempo, unos 492 ly. Que ya 1984, ’95, 2006 o 2017, ’28 o ’39, un hombre solo un hombre en Marte asciende-desciende en torno a los U$S 210 mil millones del actual 2017.

GRS joviana

El Rojo Muskense cancela en 2017 la Red Dragon con destino a Marte: …y la Red Dragon no irá a Marte en 2022 (solo proyecta el colectivo Borg-muskense una Lunar Dragon a nuestro satélite para luego de ese año y fecha terrestre), así que mejor vayamos directamente a Titán con una mini-Interplanetary Transport System. Titán, que sigue estando dentro -en el espacio- de la enorme órbita de la hipergigante azul que alguna vez fue aquí donde residimos en este vecindario estelar, nuestra madre y nodriza sidérea. Porque Dios (el antiguo y el anciano de los días) no hizo todo esto, sino a través de los átomos de hidrógeno primigenios, sus protio-nucleones y los fermiones de materia oscura modeladores de la galaxia y encendedores de las candelas cósmicas que se ponen a fabricar los nuevos átomos de la materia que recombinada en largos eones de tiempo nos compone y rodea abrumadoramente, en quarks partones de bariones hadrónicos, en nucleones y leptones; moléculas y enlaces del tejido mayor, energía hecha materia.
Mejor vayamos a Ligeia Mare y los lagos metánicos de Titán en persona para 2065-2070 de este siglo XXI que ya comenzó hace década y media. Bombeando el metano liquido con bombas presurizadoras hidráulicas-metanaulicas en Saturno VI, nos asearemos en frio límpido y carbónico con el disolvente CH4 no-universal y hasta que los electromotores pidan una reparación aquí en la Tierra por vivir trabajando fuera de punto.

Un dirigible sobrevuela uno de los lagos de metano de Titán en el siglo XXIV (SteamTitan et metanáulica a 10 UA de la Tierra)

  • Kepler 186-f a lo Marte por la zona estelar pero un SuperMarte: De tan solo 1,17 radios terrestres, por ende rocoso o rico en silicatos. La estrella Kepler 186 es una enana roja M1, bajo parámetros de unas 0.54 masas solares y un radio de 0.52 (52% del solar). Medio sol nuestro para nuestro símil 186-f; el Sol Rojo tiene ademas otros 4 cuerpos planetarios mas interiores y descubiertos por el telescopio espacial con anterioridad: Kepler 186-b, 186-c, 186-d y 186-e. A meros “nimios” 492,3 años luz del mas acá. El Rojo 186 tiene un rojizo con mares líquidos superficiales (solo en hipótesis no constatable dada la lejanía) Marte Grande, frio, habitable y aun por nombrarse Ares_en_Cygnus, hoy todavía nomenclado como 186-f en el catalogo del kepleriano telescopio de la NASA lanzado al espacio en 2009. Y como esta muy pero muy lejos a la distancia de unos extensos 172 parsecs geométricos separando, no se lo podrá estudiar mejor ni mayormente en composición geológica y atmosférica: ni con TESS, ni con Webb, ni con PLATO pos-2024, ni con LISA pos-2030. Pasarán siglos.

    Marte tiene sus propios asteroides troyanos

    Titán, en verdoso-sepia-dorado

    Galaxia Remolino o M51, situada a a 37 millones de años luz en Canes Venatici

    Nebulosa Abell 39 (la bola de cristal de helio hidrogenado por la cual se ve el futuro a mayor compresión y el pasado en su dispersión)

Anuncios