Etiquetas

, , , ,

Se renegocia la deuda argentina con los prestamistas del G-7 y el FMI apéndice de Naciones Unidas. El agente foráneo educado en la Universidad de Boston (de todos los metodistas unidos de antaño, en Massachusetts que es Nueva Inglaterra) Guillermo Nielsen acuerda ceder territorio nacional a los buitres financieros y otros despojados por la guerra en Medio Oriente, Argentina se desmembra tras el hambre macrista para pagar una deuda fraudulenta y de estafa democrática que todos los votantes kirchneristas tanto como antikirchneristas avalaron. Patria Soberana se paga por bonos de deuda y otras convenciones del Gobierno Mundial que nos traerá bienestar, reducción territorial y una marca en la frente con moneda electrónica para poder comerciar con el resto del mundo. Open Society repiten constantemente Soros y sus testaferros locales como Eduardo Elsztain de IRSA junto a otras operaciones en comercio, energía, telecomunicaciones y bienes raíces, un coro de arcángeles humanos de la más inmundísima procedencia de integrados repiten ello mismo y se postrernan ante el Baphomet de cuernos, chiva y luz zodiacal hermosa pero tan falsa como todo lo que logran.

Guillermo Nielsen, secretario de finanzas duhaldista-kirchnerista, renegociador junto a Roberto Lavagna del 67% de quita de deuda en 2005 ante los acreedores tras el default de fines de 2001

Nielsen puede ser la esperanza de los mismos demócratas ricos de siempre, los que emplean matones, funcionarios burócratas, intelectuales, agentes de prensa e inteligencia, junto a otros empleados, trabajadores y obreros asalariados.

SpaceX Super Heavy Starship with additional two side boosters

No siendo que con una de estas porquerías de ficción creada por computadora podamos escapar en la década siguiente, la del ’30, del Infierno que nos reservan aquí en la Tierra. Faith No More en los jinetes, profetas y mesías del espacio del complejo industrial-militar americano.

Siempre será mejor que tenerlo a Jair Bolsonaro presidiendo, pero no alcanza, frazada corta, la democracia es la misma suicida esperanza de antaño y de siempre. Presidente y vicepresidente pueden ser Fernández-Fernández frente a los oligofrénicos Massa, Macri, Duhalde o Scioli, los procesos, servicios y demonios del programa son los mismos y no varían. Votemos en octubre y noviembre de 2019, que cuando pase la euforia por el cambio y la anestesia porque nosotros mismos fuimos los que mejor decidimos, la Realidad de estos cerdos ultraliberales, anarcocapitalistas y constructores del gulag mundial se impondrá para que nada vaya mejor en la, ya a la vuelta, década del ’20.

Anuncios